Fuente: Razón/ Antonio López Cruz

  • El Presidente asegura que buscarán la manera de aminorar el impacto ambiental de la obra; acusa a conservadores de oponerse al plan y generar una campaña de desinformación.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que en diciembre próximo se realizará una consulta para continuar con la construcción del Tren Maya en el sureste del país o desechar el proyecto, la cual estará a cargo del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

“Vamos a llevar a cabo consultas ciudadanas, que sea el pueblo el que decida; vamos a que el mes próximo un día se vote, todos ustedes si quieren o no quieren”, indicó el primer mandatario ante habitantes de la comunidad de Xpujil, en el municipio de Calakmul, Campeche.

En este sentido reiteró que este proyecto de movilidad y turismo se llevará a cabo solamente si los habitantes de la región así lo prefieren; “como decía Benito Juárez: nada por la fuerza; todo por la razón y el derecho”.

Asimismo, insistió a pobladores de comunidades indígenas que apoyen el proyecto del Tren Maya, pues afirmó que es para su beneficio.ç

El dato: El titular del Poder Ejecutivo federal se comprometió a analizar todas las posibilidades para garantizar el abasto de agua a los habitantes del municipio de Calakmul.
Aseguró que el plan no pretende dañar el medio ambiente; sin embargo, aseveró que existe una campaña de desinformación contra esta acción por parte de conservadores corruptos.

“Hay mucha desinformación. No se va a afectar el medio ambiente, no se van a afectar a las zonas arqueológicas, al contrario, lo que queremos es que se conozca la gran riqueza cultural de esta región, y que haya empleos y bienestar en toda esta región, los conservadores corruptos no quisieran que se hiciera nada, Es un proyecto para el beneficio del pueblo, seríamos incapaces de afectar el ambiente, tengan la confianza”, indicó.

Agregó que al acusar a sus opositores, “no estoy hablando al tanteo”, y muestra de ello, apuntó, “es que cancelamos por corrupción el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, porque tenían una tranza ahí, querían cerrar la actual terminal aérea para hacer unidades habitacionales. Lo mismo con el tren, por eso lo advierto, porque los conozco, aunque se disfracen de ambientalistas”.

“Es un proyecto de beneficio del pueblo. Seríamos incapaces de afectar el medio ambiente y la riqueza cultural de nuestros pueblos. Tengan confianza”

Andrés Manuel López Obrador / Primer mandatario de México
Dijo que lo que se busca es “jalar el turismo” que llega a Cancún y a Playa del Carmen; “llegan más 10 millones al año y se quedan allá, todo para acá ya no llegan”, y recordó que en los últimos 40 años el sureste quedó rezagado, “porque creció el norte y el centro, y el sureste, a pesar de tener las riquezas más importantes, se quedó rezagado”.

Andrés Manuel López Obrador recordó que su administración está reactivando la economía del sureste, “no sólo porque soy de aquí, sino como un acto de justicia”. En esa materia, destacó, en Oaxaca ya está en marcha el Plan del Itsmo, mientras que en Tabasco se está impulsando al sector petrolero.

Antes de concluir el acto hizo un ejercicio con los asistentes al evento, “para medirle el agua a los camotes”, y a mano alzada preguntó quiénes apoyaban la construcción del Tren Maya, al tiempo que la mayoría levantó la mano.

Apuntó que este proyecto se financiará con presupuesto público y ahorros que se están obteniendo por el combate a la corrupción.