Fuente: El Economista/ Lourdes Flores

  • Esta vía tendría un recorrido de 62 kilómetros y cruzará los municipios de Apodaca, Monterrey, San Nicolás, San Pedro Garza García, Santa Catarina y García.

Los gobiernos federal y de Nuevo León firmaron un convenio para fortalecer el sistema integral de movilidad de la entidad federativa para construir 100 kilómetros de vías para el Tren Suburbano García-Aeropuerto.

El convenio implica liberar 172 kilómetros de vías férreas de trenes de carga, incluyendo la construcción de un tren ligero de pasajeros que en su primera etapa iría del Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo al municipio de García, cuya inversión asciende a 13,000 millones de pesos.

Con la construcción del libramiento ferroviario se espera desahogar más de 70% del tráfico de trenes del área metropolitana de Monterrey, estimando su conclusión e inicio de operación a finales del 2019.

Esta vía tendría un recorrido de 62 kilómetros y cruzará los municipios de Apodaca, Monterrey, San Nicolás, San Pedro Garza García, Santa Catarina y García; habrá en principio 27 estaciones en una primera estimación, 22 intermedias, dos terminales y tres de transferencia intermodal, además se conectaría con la Ecovía y con las líneas 1 y 2 del Metrorrey.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), podría servir a 850,000 pasajeros y se atendería a una parte de los 11 millones que cada año utilizan el aeropuerto internacional de Monterrey.

El titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, puntualizó que el proyecto fortalecerá la infraestructura y el derecho de vía disponible, “bajo un concepto de convivencia segura y eficiente entre el transporte público ferroviario de pasajeros y de carga”.

Replicar esquema
Por su parte, el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, recordó que México creció gracias al servicio del ferrocarril para pasajeros, sin embargo, dijo, sólo quedan dos trenes turísticos: el Chepe que va de Chihuahua a Los Mochis, Sinaloa, y el de Guadalajara que llega a Tequila, Jalisco.

De ahí que este corredor ferroviario para pasajeros se podría replicar en otros estados con la participación de concesionarios, apoyo de las empresas y gobiernos locales y empresarios.

En el caso de Nuevo León, hay apoyo por parte del Consejo Coordinador Empresarial, las empresas Kansas City Southern de México y Ferromex, así como el gobierno estatal.

La liberación de los 172 kilómetros de vías férreas permitirá sacar de la circulación 19 de 29 trenes de carga que cruzan por el área metropolitana, y la conclusión del Libramiento Ferroviario, 21 kilómetros del libramiento Monterrey y 18 kilómetros del libramiento Lobos-San Juan, que presenta un avance de 73 por ciento.