Fuente: La Jornada/ Dora Villanueva

El gobierno federal pondrá un peso por cada 10 de la iniciativa privada en proyectos que estaban contemplados llevarse a cabo con dinero público. Pendientes por terminar, pese a que las autoridades han invertido en las obras, con el Acuerdo de Inversión en Infraestructura del Sector Privado los empresarios comprarán su participación conteniendo la mayor parte del gasto público el año próximo.

De acuerdo con proyectos en la administración central de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), seis no son iniciativa ni dinero íntegro como presentaron los empresarios. Con un arrastre de 400 mil 804 millones de pesos en obras y presupuesto diezmado en los pasados dos años, en cuatro proyectos centrales se bajó el dinero público y en los otros dos no habrá en 2020.

Los proyectos a completar se concentran en el norte del país. Para la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, un costo estimado de 188 millones 973 mil pesos en recursos públicos. El gobierno ya había erogado 100 millones 573 mil y asignado este año 70 millones 670 mil más. La iniciativa privada contempla para ello 250 millones de pesos más, como parte de un programa de desdoblamiento de concesiones.

Otros trabajos

Para la vía Real del Monte con entronque a Huasca, los recursos públicos previstos para toda la obra son de 2 mil 649 millones de pesos. El gobierno sólo había gastado en ella un millón 320 mil, sin recursos previstos para 2020. La iniciativa privada dice que contribuirá con 822 millones. Aún quedan pendientes casi la mitad de los recursos para acabarla.

El libramiento Apodaca-Pesquería-Cadereyta, con un estimado de 2 mil 897 millones de pesos; el gobierno dice haber gastado 2 mil 89 millones. Pese a que está cerca de completarse el monto, la iniciativa privada pondrá mil 588 millones, pero en el periodo 2023-2024.

El libramiento de Champotón se calcula en 953 millones 384 mil pesos con cargo al erario; de ellos, 126 millones 641 mil ya se pagaron y los empresarios invertirán 114 millones más.

Para el corredor ferroviario García-aeropuerto de Monterrey, que se anunció este año, el gobierno federal sólo pondrá los estudios de preinversión, es decir, 35 millones de pesos. Pero efectuarlo implica una inversión de 13 mil millones.