El NAICM: en armonía con el ambiente

Será la primera terminal aérea en el mundo en obtener la certificación LEED platinum, la distinción más alta para los edificios sustentables.

Fuente: El Economista/ Federico Patiño

Operará en su totalidad con energía limpia y ahorrará 70% en el consumo de agua comparado con los promedios internacionales.

En días pasados, el premio Nobel Rajendra Pachauri, señaló que “México tiene el potencial de convertirse en líder mundial si la construcción del nuevo aeropuerto utiliza tecnologías limpias y modernas que contribuyan a combatir el cambio climático”. Pachauri incluso mencionó que nuestro país tiene una “oportunidad única” para enviar una señal al resto del mundo sobre la forma como se deben diseñar los nuevos aeropuertos, porque estos han sido tradicionalmente espacios que consumen mucha energía y son altamente contaminantes.

Ante este gran reto, México está haciendo su parte con el desarrollo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Hoy podemos afirmar con hechos que este es un proyecto de infraestructura de vanguardia, ya que desde su inicio se concibió en plena armonía con el medio ambiente.

El NAICM será la primera terminal aérea en el mundo en obtener la certificación LEED platinum (Leadership in Energy and Environmental Design, por sus siglas en inglés), la distinción más alta para los edificios sustentables. Cuando se concluya, también será uno de los pocos aeropuertos en el mundo en lograr una huella de carbono neutra. Así, por ejemplo, el NAICM operará en su totalidad con energía limpia y se ahorrará 70% en el consumo de agua comparado con los promedios internacionales. También se tratará el 100% del agua utilizada en el aeropuerto y se ahorrará 40% de energía.

Algo que vale la pena destacar es que el NAICM cuenta con un esquema de financiamiento novedoso para impulsar obras de beneficio ambiental. En septiembre del 2016, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México emitió un bono verde por 2,000 millones de dólares. La calificadora global de riesgo Moody’s le otorgó la máxima calificación, con lo que el NAICM se colocó como la primera obra en obtener dicha evaluación en América Latina.

Recientemente, Standard & Poor’s también le otorgó al NAICM la calificación más alta en su tipo. Esto es muy positivo, ya que los bonos verdes permitirán financiar la generación de energía solar fotovoltaica, el tratamiento de aguas residuales e infraestructura ecológica como el Edificio Terminal, el Centro de Transporte Terrestre y el Centro de Operaciones. Para obtener esta distinción, el NAICM tuvo que demostrar que cuenta con todos los mecanismos institucionales que garantizan la ejecución transparente y eficiente de los recursos del bono verde hacia estas obras. Destacan un gobierno corporativo sólido y reportes trimestrales que se publican en la página de Internet del proyecto con el avance de estas obras.

Hay que decir también que el NAICM cuenta con un Programa Ambiental Institucional que incluye acciones de restauración ecológica y de reforestación. Recientemente, concluimos la primera etapa del programa de reforestación en la zona del exlago de Texcoco, con lo que se logró sembrar 500 hectáreas de árboles, el doble de la meta trazada inicialmente. Se prevé plantar otras 500 hectáreas más en el futuro, lo que sin duda ayudará al medio ambiente de la zona oriente del Valle de México.

El NAICM se coloca como una gran obra de infraestructura sustentable, acorde a los más elevados estándares técnicos, aeronáuticos y ambientales. Así, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México sigue avanzando en los trabajos del segundo aeropuerto más grande en construcción en el mundo, una obra de todos los mexicanos.

*El autor es director general de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

2017-08-07T08:42:28+00:00 agosto 7th, 2017|Comunicaciones y Transportes|