Fuente: El Financiero/ Mariana León

  • La secretaria de Energía explica que las empresas que ganaron los contratos empezarán con “labor de gabinete”
  • Da detalles del costo del proyecto, el cual será de siete mil 508 millones de dólares

Rocío Nahle, secretaria de Energía, anunció ayer que el 1 de agosto las empresas que ganaron los seis contratos comenzarán a trabajar en la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco; sin embargo, su dependencia no tiene aún aprobada la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). De acuerdo con el expediente 27TA2019X0025, que se puede consultar en la Semarnat, el trámite de la MIA aún está en revisión.

Cuestionada al respecto, la titular de la Sener admitió que el anuncio que se hiciera del 1 de agosto será para “trabajo de escritorio” que realizarán las empresas que ganaron las licitaciones y explicó que para la autorización ambiental se tiene una fecha límite del 12 de agosto. Señaló que “los permisos están al 100 por ciento, todos los permisos a Semarnat ya se entregaron, ya están en evaluación y como fecha límite tiene la Semarnat entregar el resultado a más tardar el 12 de agosto”.

Comentó que el 1 de agosto “estas empresas tienen que empezar a hacer la ingeniería de detalle, ingeniería de construcción, es trabajo de escritorio, es trabajo de planeación, no es un trabajo que van a ir al predio a donde se está acondicionando actualmente”, explicó. Añadió que “cumplimos al 100 por ciento, se entregaron más de cinco mil hojas de estudio de MIA, todos los estudios que solicita lo que es una Manifestación de Impacto Ambiental para esta obra, todo se entregó, mecánica de suelos, sismología, todos los estudios que se tuvieron que realizar están entregados. Nosotros no le vemos ningún problema y estamos dándole tiempo a que la Semarnat, la ASEA, hagan la propia evaluación”. Sobre si podría haber una ampliación del plazo, como ocurrió con el aeropuerto de Santa Lucía dijo que: “Nosotros esperemos que no, porque ya se cumplió al 100 por ciento todos los estudios, fueron muchísimos estudios, de geografía, de sismología, de mecánica de suelos, el Instituto Mexicano del Petróleo estuvo trabajando en eso muchísimo, nos apoyó; todas las demandas que pidió la ASEA, todas se cubrieron. Entonces, no tenemos ningún pendiente y yo creo que ellos están terminando su evaluación”.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, Nahle detalló el monto que fue adjudicado a cada una de las empresas que ganaron los contratos. Según los datos presentados, la cantidad total será de siete mil 508 millones de dólares para todo el proyecto.

Las empresas que ganaron fueron Fluor Enterprises, ICA Flour, Samsung Engineering, Asociados Constructores; además de Kellogg Brown & Root, Constructora Hostotipaquillo, además de Mexicana de Recipientes a Presión. Estas estuvieron obligadas a tener una integración nacional de al menos 50%.

“Se pidió en una integración nacional mínima de 50 por ciento en cada paquete, porque estamos garantizando que la mano de obra, que la transferencia tecnológica, que el desarrollo sea en México, con mexicanos”, explicó Nahle García. Detalló que “este proyecto se está desarrollando en tres etapas y estamos actualmente con la preparación del sitio en más de 500 hectáreas, que es mejoramiento de suelos, terracería, la residencia de obra, el despalme, el desmonte y la construcción. Esta refinería va a tener 17 plantas de proceso, va a tener almacenamiento y la integración de servicios auxiliares. En su operación una refinería como tiempo mínimo de vida útil es de 20 años; aunque nuestras refinerías tienen más de 50, 60 años, vamos a producir gasolina, diesel, propileno, gas licuado, coque y azufre”.

“Estas empresas tienen que empezar a hacer la ingeniería de detalle, ingeniería de construcción, es trabajo de escritorio”

ROCÍO NAHLE
Secretaria de Energía