Fuente: La Jornada/ Eduardo Murillo

La nueva refinería que se construirá en Dos Bocas, Tabasco, contará con su propio sector naval para seguridad y resguardo, se anunció en un acuerdo publicado por la Secretaría de Marina (Semar).

El documento, firmado por el titular de la Semar, José Rafael Ojeda Durán, explica que los sectores navales son las subdivisiones geográfico-marítimas determinadas por el alto mando, que tienen bajo su mando las flotillas, escuadrillas, unidades, establecimientos y fuerzas adscritas, incorporadas o destacadas.

Añade que este sector naval se crea en uso de las facultades de la Semar para incrementar la eficiencia en la ejecución de sus tareas y en el cumplimiento de la misión asignada para mantener el estado de derecho en las zonas marinas mexicanas, costas y recintos portuarios, a través de vigilancia, verificación, visita, inspección u otras acciones previstas en las disposiciones jurídicas aplicables, y coadyuvar con otras dependencias para la protección de las instalaciones estratégicas del país.

Tendrá los límites geográficos del municipio de Paraíso, Tabasco, y dependerá orgánica y militarmente de la tercera región naval, perteneciente al litoral del Golfo de México.

En el acuerdo se explica que el nuevo sector naval de Dos Bocas tendrá a su cargo la concepción, preparación y conducción de las operaciones navales dentro de su jurisdicción y zonas marinas mexicanas establecidas por las disposiciones jurídicas aplicables, empleando los sistemas de videovigilancia para la seguridad estratégica de la Sonda de Campeche.

Asegura que su operación se llevará a cabo con los recursos asignados a la Semar en el actual presupuesto, pero para los ejercicios fiscales posteriores se deberán asignar los gastos subsecuentes.