Desarrolladores alzan la voz: son insuficientes recursos para vivienda

El Economista/ Fernando Gutiérrez
Ante el posible recorte de 34% real que tendría el presupuesto encaminado al esquema de subsidios para la vivienda en el siguiente año, los desarrolladores alzaron la voz y consideraron que dichos recursos planteados en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 serían insuficientes para atender la demanda de personas con menos ingresos.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción a la Vivienda (Canadevi), la cifra planteada en el PPEF 2017 impediría a personas de bajos ingresos acceder a una solución habitacional, pues sin dicho subsidio quedarían excluidas del mercado formal.

“La cifra presentada es insuficiente para atender la demanda entre las familias de menores ingresos, que sin este apoyo quedan excluidos del mercado formal de vivienda, a la vez que frenaría a la industria, afectando al mismo tiempo de manera importante la economía del país”, se puede leer en un escrito donde la Canadevi describe su postura.

De acuerdo con el PPEF 2017, el esquema de subsidios de nombre Acceso al Financiamientos para Soluciones Habitacionales, podría recibir 6,625 millones de pesos para el año que entra, lo que significaría una reducción real de 34% respecto a lo programado para este 2016.

“Es por esto que miembros de la Canadevi están realizando diversas acciones que consideren fundamentales para destacar el impacto que esto tendría en el ramo y, sobre todo, para destacar la importancia de la inversión en la vivienda por parte del gobierno federal”, indicó la cámara, que representa a más de 1,000 desarrolladores.

Según la Canadevi, desde la presentación del PPEF 2017, la cámara ha tenido un diálogo constante tanto con el Congreso de la Unión y los organismos nacionales de vivienda como con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Asimismo, los desarrolladores informaron que buscarán reunirse con el titular de la secretaría de Hacienda, José Antonio Meade, con la finalidad de compartir análisis sobre los efectos de este recorte para la economía nacional.

“Los desarrolladores creemos firmemente que, para enfrentar los retos que presenta el futuro, es fundamental continuar trabajando con un monto que nos permita continuar atendiendo la demanda de vivienda social, así como el rezago habitacional, entre el segmento de la población más desprotegida”, expuso Carlos Medina, presidente de la Canadevi, en el escrito.

El organismo indicó que en el diálogo que mantendrá con diversos organismos, destacará que en la actualidad la industria de la vivienda aporta 7% al Producto Interno Bruto, el valor del mercado es superior a 454,000 millones de pesos, representa más de 3 millones de empleos directos e impacta a 88% de las diferentes ramas de la economía nacional.

Postura de la autoridad

Aunque la titular de la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, ha evitado hablar del tema con el argumento de que dará una postura cuando el presupuesto sea aprobado, ha dijo que el recorte no le preocupa.

“Hoy la industria no está en las mismas circunstancias del 2012, del 2013 o del 2014, cuando se le inyectaban recursos superiores (a los subsidios) para fortalecerla (…) hoy es una industria pujante”, expresó en su momento Robles.

“Estamos preparados para que con esta cantidad prevista pudiéramos hacer acciones importantes en materia de vivienda y sobre todo apoyar con muchos elementos a la industria”.

Por su parte, Paloma Silva de Anzorena, titular de la Conavi, ha dicho que este posible recorte podría ser compensado con aportaciones de los estados para esquemas de vivienda, que para el otro año se prevé que sean de 3,000 millones de pesos.

El esquema de subsidios está dirigido a personas que ganan hasta 5 veces salario mínimo al mes (10,956 pesos).

2016-10-17T17:05:24+00:00 septiembre 28th, 2016|Vivienda|