De concreto hidráulico, nuevo piso del Zócalo

Este mes quedará listo 30 por ciento de la obra de remodelación del Zócalo de la Ciudad de México que permitirá ampliar la plancha dos mil metros cuadrados, que actualmente es de 20 mil 700 metros cuadrados.

Fuente: La Razón/ Erika Montejo

Los trabajos se hacen en la zona poniente de la Plaza de la Constitución, en una superficie de siete mil 600 metros cuadrados, de los cuales cinco mil metros cuadrados ya cuentan con el nuevo piso que recibirá a los ciudadanos y turistas que visiten el Centro Histórico de la capital, informó la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse).

En esta primera parte, sobre el relleno fluido se está colocando el concreto hidráulico que será biselado en placas de dos metros por dos, con acabado busardeado antiderrapante.

“Los materiales seleccionados para la rehabilitación de la Plaza de la Constitución conservan la sobriedad de este importante espacio y son capaces de resistir sus actividades cotidianas sin un mantenimiento mayor; con un acabado arquitectónico lograremos una imagen a la altura de su relevancia para la Capital y el país.

La intervención en la plancha es una de las obras cumbres de los diversos esfuerzos de “peatonalización, preservación histórica y fomento turístico efectuados durante esta administración en el corazón de la Ciudad”, afirmó el titular de la Sobse, Edgar Tungüí.

Los materiales con los que está hecha actualmente la plancha del Zócalo son tepetate y concreto con acabado de cantera gris, mismos que serán removidos en su totalidad, luego de 60 años de no haber recibido mantenimiento.

Además de la renovación de la plancha, también se cambiarán 715 metros de drenaje pluvial y se colocarán ocho cruceros seguros hacia la plaza.

Desde el inicio de la obra a finales de marzo, para garantizar la protección del monumento histórico que representa el Zócalo, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizan la inspección y acompañamiento de la obra para garantizar la protección del mismo.

Previo al inicio de los trabajos la Sobse junto con el INAH realizaron cinco calas, pozos de un metro por un metro con 50 centímetros de profundidad, en los cuatro extremos de la Plaza y cercano al astabandera para conocer el terreno en el que se iba a trabajar y descartar la presencia de piezas con valor histórico.

Se tiene previsto que el próximo mes inicien los trabajos en la zona ubicada frente a la entrada principal de Palacio Nacional, y que la obra en su totalidad quede concluida a finales del mes de agosto.

Proceso constructivo

  • Extracción de 50 centímetros de la superficie existente.
  • Compactación estática para evitar afectaciones al subsuelo.
  • Aplicación de relleno fluido.
  • Instalación de armado de acero.
  • Lanzado de concreto hidráulico arquitectónico.
  • Acabado y biselado de losas cuadradas de 2×2 metros.
2017-06-05T08:39:48+00:00 junio 5th, 2017|Construcción|