De antes del 85, la mayoría de los edificios dañados

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo, consideró que la magnitud del sismo de este martes pudo haber generado mayores daños en la Ciudad de México y que “afortunadamente” fueron pocos los edificios colapsados, cerca de 45, gran parte de ellos con una antigüedad superior a 30 años.

Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

“Tenemos buenos resultados porque prácticamente la mayoría de las construcciones (medianas, grandes o casa habitación) no se vieron afectadas, salvo algunos problemas de pisos, ventanas, bardas, pero estructuralmente nada que lamentar. Esto ha sido gracias a la construcción que se ha desarrollado con mayores índices de seguridad después de 1985”, comentó.

En entrevista, señaló que las edificaciones de mayor altura que hay en la ciudad y que se han construido en los últimos 20 o 25 años, como en la zona de Santa Fe, no registraron daño alguno, lo cual debe ponerse en “su justa dimensión” por la seguridad que eso representa.

En julio de 1987, el gobierno federal publicó las primeras modificaciones al Reglamente de Construcciones para el Distrito Federal, en donde se precisa que luego de los sismos ocurridos el 19 y 20 de septiembre de 1985, “es conveniente reducir el nivel de riesgo para los habitantes del Distrito Federal, introduciendo elementos que refuercen la estabilidad de las edificaciones e instalaciones para garantizar un grado óptimo de seguridad en su utilización”.

Sin embargo, Arballo alertó que el hecho de que algunos inmuebles no se hayan derribado no quiere decir que no estén en riesgo, por lo que es necesario incrementar las tareas de revisión mediante expertos en temas de estructuras. Entre las construcciones que se deben analizar a detalles están las escuelas, primarias o secundarias, que a pesar de no ser altas fueron construidas hace más de tres décadas y son espacios que reúnen mucha gente.

El presidente de CMIC dijo que luego de atender la fase de emergencia, iniciará la de reconstrucción, que requerirá una adecuada coordinación entre todos los sectores para hacer un uso eficiente de los recursos.

“Desde que terminó el sismo activamos nuestro protocolo de emergencia, igual que hicimos recientemente en Chiapas y Oaxaca. Las empresas de nuestras delegaciones locales han aportado su maquinaria y equipo ligero, que todavía nos sigue llegando. Lo que debemos destacar es el buen trabajo que lidera el Sistema Nacional de Protección Civil, poniendo orden las manifestaciones de ayuda”, agregó el representante de las constructoras.

Los peritajes de profesionales

A la par de que se han realizado las actividades de rescate en edificios colapsados, diversas agrupaciones de profesionistas, universidades y entidades gubernamentales comenzaron a organizar las tareas de revisión de las estructuras afectadas por el sismo, entre ellas: la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría, el Colegio de Ingenieros Civiles de México, la UNAM, la Academia de Ingeniería y la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica.

El expresidente de la Academia de Ingeniería, Humberto Marengo, recomendó a las personas que consideren que su casa o lugar de trabajo fue dañada por el sismo lo hagan saber al Sistema de Protección Civil, porque desde ahí se coordinan los trabajos de revisión estructural con personal especializado.

“Tenemos que ordenar la ayuda y no ir en bola. Es loable el interés de la gente por ayudar pero los peritajes son una labor que deben realizar especialistas. Pudiera darse el caso de que una persona mueva algo en una obra y con eso ocasionar afectaciones. Eso no debe ocurrir”, comentó.

Informa la SCT

Infraestructura federal opera normal

Luego de 24 horas de registrarse el sismo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reportó que la infraestructura que tiene a su cargo operaba con normalidad.

“La carretera federal México-Toluca está abierta a la circulación, aunque se atiende el desprendimiento que presentó el terraplén en el kilómetro 49. Hay circulación normal en el puente Paso Superior entronque Zumpango. El viaducto Conexión Interlomas, desde anoche opera con normalidad y en la carretera federal Toluca-Taxco se retiraron los obstáculos del kilómetro 87+500 y presenta paso normal”, se informó.

Entre otros ejemplos que dio la dependencia federal de operaciones con normalidad, en Morelos está el distribuidor vial Xochitelpec, donde hay paso y se mantiene el monitoreo permanente y en el Puente Alpuyeca de la carretera Cuernavaca límites Morelos-Guerrero hay paso normal.

La SCT recordó que hay autopistas o tramos, que se encuentran libre de peaje, como la México-Cuernavaca (plaza de cobro Tlalpan) y la México-Acapulco (plaza de cobro Alpuyeca Balnearios, Francisco Velasco Durán).

Sobre los trabajos de construcción del tren de pasajeros México-Toluca sigue su marcha con toda normalidad y no se han detenido, porque luego de hacerse una revisión técnica no se reportaron daños. “En cuanto al servicio de telecomunicaciones, sólo algunas zonas en la Ciudad de México no tienen servicio o seguirán intermitentes por corte de energía eléctrica como medida preventiva por daños o por posibles trabajos de rescate o demolición; sin embargo, se han activado los respaldos de energía, por lo que se espera normalizar el servicio lo más pronto posible”, se agregó. (Redacción)

2017-09-21T08:08:25+00:00 septiembre 21st, 2017|Construcción|