Fuente: Mi Morelia/ Josimar Lara

l presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Michoacán, Antonio Mazier Contreras, mencionó que el sector está a la espera de que se pueda seguir adelante con las Zonas Económicas Especiales (ZEE), principalmente la de Lázaro Cárdenas y La Unión, Guerrero, ya que se podrían iniciar varias obras.

En ese sentido, lamentó que si la administración federal decide frenar el proyecto de la Zona Económica podría desanimar a que no se realicen las inversiones de las cartas de intención, como la empresa Arcelormittal.

“La industria de la construcción es la primera que se ve beneficiada cuando hay una Zona Económica en la región por el desarrollo de infraestructura, principalmente Arcelormittal tiene anunciada una inversión de mil millones de pesos hay empresas que están trabajando en desazolvar la presa, y me preocupa que Arcelormittal dijera ya no le invierto tanto”, expuso.

Ejemplificó que con la inversión que hace actualmente la empresa acerera son entre 30 y 40 empresas las que ha actualmente están laborando en diferentes actividades. En ese sentido, señaló que la afectación más grave que ven el de no poner una ZEE es que provocaría que el municipio de Lázaro Cárdenas siga teniendo zonas de marginación.