Compra de vivienda, refugio para proteger patrimonio familiar: Banorte

La compra de vivienda se ha convertido en “un refugio” en el que las familias han logrado proteger sus recursos y construir un patrimonio, expuso Jesús Eduardo Reyes, director general de crédito hipotecario de Banorte.

Fuente: La Jornada/ Roberto González Amador

En la banca mexicana “hay una clara decisión” de mantener el financiamiento a la compra de vivienda, el activo que hoy por hoy constituye el principal patrimonio de las familias en México, dijo. El crédito hipotecario “sigue siendo muy atractivo” en el país, dijo en una entrevista con La Jornada.

El financiamiento de la banca a la vivienda alcanza 630 mil millones de pesos, alrededor de 12 por ciento del producto interno bruto, de acuerdo con datos oficiales. Esta proporción ha crecido de manera sostenida a lo largo de los últimos tres lustros, y en particular en los cinco años recientes, “aunque no todavía a los niveles que queremos”, agregó.

Los recientes incrementos en las tasas de interés de referencia, así como el entorno de desaceleración de crecimiento de la economía y la incertidumbre de los consumidores que revelan encuestas como las elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía no han frenado el crecimiento del sector.

“Lo que consideramos tanto Banorte, y la banca en conjunto, es que sí hay una clara decisión de seguir financiando a nuestros clientes en adquirir vivienda. Estamos abonando a esa confianza que debe existir en el mercado”, expuso el directivo bancario, cuya institución inició esta semana la oferta de contratación de préstamos hipotecarios en línea desde dispositivos móviles o computadoras.

La banca, aun en el entorno de incremento de los réditos de referencia, mantiene “tasas competitivas” para los préstamos hipotecarios. “Las tasas están por debajo de 10 por ciento anual. Eso es un nivel que no se había dado. Los niveles actuales son muy competitivos, eso también es importante, creemos que estamos confiados a que México le vaya bien y que estemos presente en esa muy importante decisión de las familias de incrementar su patrimonio y de tener un hogar”.

–¿El entorno de incertidumbre económica ha frenado la colocación de créditos hipotecarios?

–No, por el contrario. El mercado viene creciendo a muy buen ritmo. No vemos ningún indicador que nos haga pensar lo contrario, sino que es un mercado dinámico y que todos los días se conforman nuevas familias; lamentablemente, también otras rompen y entonces se forman hogares de una sola persona que también necesita una vivienda. Es un mercado muy dinámico el que tenemos en México.

–¿Se registra algún incremento en la morosidad?

–Estamos en Banorte en niveles históricos con los mejores comportamiento de pago de la cartera hipotecaria.

–Para la mayoría de familias el mayor patrimonio que construye en el tiempo es su vivienda. ¿Cuál es la importancia del mercado hipotecario en la construcción de patrimonio para familias?

–Un dato muy relevante es que el mercado hipotecario colabora con 12 por ciento del producto interno bruto. Todavía no es donde queremos llegar, quizá para los próximos cinco años toda la industria nos estaremos proponiendo tener una mayor participación dentro del PIB pero venía de niveles muy bajos. Hay economías, como el caso de Dinamarca, donde más del 80 del PIB se mueve a través del mercado hipotecario. Al momento que hay facilidades para que los compradores y las familias puedan adquirir una vivienda, también se detona toda la industria de la construcción que es altamente importante en la economía.

Actualmente, la cartera de crédito hipotecario de la banca comercial es de 630 mil millones de pesos y el año pasado, hasta el mes de septiembre, crecía más de 10 por ciento, mencionó, al citar datos oficiales.

“Y luego está el componente de la plusvalía. Quizá hace cinco años nadie se hubiera imaginado del boom que han tenido algunas microplazas o micro mercados muy importantes. Por ejemplo, se puede ver en lo que llaman el Nuevo Polanco, la colonia Ampliación Granada en la Ciudad de México. Los precios han crecido y eso también ha sido un buen aliciente para que la gente se refugie en vivienda para que su inversión esté ahí. Siempre hay que ver la adquisición de un inmueble como una inversión de largo plazo”.

Esta semana, la institución comenzó a ofrecer la Hipoteca en línea Banorte, un producto que busca abrir un nuevo canal de atención para los clientes, e inclusive los no clientes del Banco, dijo.

Tradicionalmente, lo que hace un cliente cuando quiere comprar una casa, es que va al desarrollo, a la vivienda que pretende adquirir; normalmente lo atiende un broker o el desarrollador lo deriva hacia una institución. Ocurre también que el cliente acude a una sucursal bancaria para medir su capacidad crediticia.

“Lo que estamos poniendo a disposición del mercado es que desde darle el poder desde su teléfono celular o desde una tableta o computadora nos pueda solicitar el crédito hipotecario. Que juegue con las diferentes tipos de créditos que tenemos, con las diferentes variables y que toda vez que esté convencido por alguna opción que le manejemos él mismo nos solicite desde su dispositivo móvil el crédito hipotecario”, añadió.

Para iniciar el trámite –que, si es el caso, debe terminar con la firma ante notario– deja datos de contacto, manda una documentación mínima, la misma que se le solicitaría en una sucursal, y con esa información el banco evalúa su capacidad crediticia y, de esa forma, está en posibilidades de, en un lapso máximo de tres horas, informar al cliente si es viable su solicitud.

La tasa de interés de los créditos hipotecarios de Banorte va de 9.45 a 10.40 por ciento anual.

2017-01-19T09:53:38+00:00 enero 19th, 2017|Vivienda|