• La capital contempla una proyección hacia el 2030 en temas de movilidad, infraestructura, prevención desastres naturales y diversificación económica.

Fuente: El Economista/ Camila Ayala Espinosa

Con el fin de mejorar el desarrollo urbano de la capital de Colima, así como atraer inversión, potencializar sus finanzas públicas y hacer frente a posibles desastres naturales, se creó el programa Colima Resiliente. / Eugene Zapata, director para América Latina de 100 Ciudades Resilientes, en entrevista para El Economista, explicó que se trabajó de la mano con el ayuntamiento de la capital de Colima para la elaboración de este proyecto de desarrollo urbano, el cual entró en funciones desde este jueves.

“Este proyecto que presentamos tardó más de dos años en realizarse. La estrategia contempla una proyección hacia el 2030 y establece la construcción de resiliencia en temas movilidad, desarrollo de infraestructura, prevención desastres naturales (como el volcán de Colima), así como diversificación económica y recuperación de los espacios públicos”, explicó.

Enunció que por el centenario de la Fundación Rockefeller (en el 2013) se originó el programa 100 Ciudades Resilientes, creado con el objetivo de apoyar a urbes de todo el mundo, a partir de la emisión de tres convocatorias globales (2013, 2014 y 2015) Colima fue integrada a la red en el 2016.

“Para la elaboración del programa, se analizaron cuáles son los principales riesgos que hay en Colima y qué factores han puesto en riesgo la calidad de vida de los colimenses, es la tercera estrategia de resiliencia que se da en México, después de Ciudad Juárez, Chihuahua, y la Ciudad de México”, manifestó.

Eugene Zapata explicó que dentro del programa Colima Resiliente hay 50 proyectos, los cuales están basados en cuatro temas. “Se desarrolló una agenda estratégica conformada por 50 acciones organizadas en 12 metas y cuatro ejes orientados a construir”.

Ejes
Indicó que el primero de los cuatro ejes es “Colima preparada” y tiene que ver con integración de riesgos y respuestas posibles desastres naturales.

“Es una ciudad que cuenta con grandes riesgos naturales como su volcán, también se han desarrollado inundaciones, y está en una zona sísmica; el primer eje consiste en anticipar y tener planes en caso de riesgos”, sostuvo.

El segundo eje es “Colima prospera”, que consiste en atraer inversiones con enfoque social. Dentro de este punto está el proyecto de crear un fideicomiso para el financiamiento de proyectos con potencial de transformación y contará con la participación del sector privado. También se ejecutará un programa integral que englobe proyectos orientados al sector turístico; entre sus principales elementos se encuentra la definición y acondicionamiento de corredores turísticos, inventario de sitios adecuados para el ecoturismo, generación de paquetes de créditos e incentivos fiscales para emprendimiento.

El tercer punto es “Colima integrada”, donde se busca la creación de un instituto de resiliencia y planeación metropolitana; se prevé la creación de un organismo que diagnostique y mejore la situación actual de las principales infraestructuras urbanas (vialidades, puentes, redes eléctricas, de agua potable, saneamiento, entre otras).

“El cuarto eje es Colima sostenible, cuya intención es buscar y establecer energías renovables que no generen costos extras al municipio, también se busca la gestión de residuos sólidos y manejo sostenido del agua”, ahondó.

La estrategia, indicó el especialista, es producto de un análisis técnico y participación ciudadana en el que fueron involucrados más de 600 representantes de los diferentes sectores de la sociedad.