Colabora IP en mantenimiento de Circuito Interior

Dado que el Gobierno capitalino no tiene dos mil millones de pesos para la rehabilitación, mantenimiento y construcción de seis adecuaciones viales en 34 de los 42 kilómetros del Circuito Interior, desde 2013 y hasta 2025, firmó un Proyecto de Prestación de Servicio (PPS) con el consorcio Operadora y Mantenedora del Circuito Interior (OMCI), que agrupa tres empresas, el cual recibe mensualmente alrededor de 10 millones de pesos por parte de la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Fuente: El Sol de México/ Héctor Cruz

Sin embargo, el director del citado consorcio, Alfonso Utrilla Hernández, aclaró que la participación de la iniciativa privada en esas obras, como es el Deprimido Insurgentes-Mixcoac, próximo a inaugurarse, “no significa de ninguna manera privatizar esta vialidad, sino el propósito es mejorar sus condiciones en beneficio no solo de automovilistas, sino de vecinos”, comentó.

Reveló a EL SOL DE MEXICO que ante la imposibilidad del Gobierno capitalino para asignar dos mil millones de pesos para esas obras viales, fue como desde finales de 2013, firmó dicha PPS, para pagar mensualmente a Grupo Indi, Impulsora de Desarrollo Integral y Peninsular Grupo Hermes, que integran el citado consorcio, la cantidad fijada, la cual hasta el momento asciende a 10 millones de pesos mensuales, e incluye el costo de la obra, mantenimiento e inflación.

Utrilla Hernández explicó que por medio de un fideicomiso maestro, avalado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), afianzado por el Banco HSBC y con una garantía de pago del Deutsche Bank, se logró que, independientemente de quién esté al frente del Gobierno, se cubra este pago, convirtiéndose el PPS en una alternativa viable para otros proyectos de gran envergadura, ante la falta de recursos públicos.

Sostuvo que el acuerdo vence en 2025 e incluye el mantenimiento integral de los 42 kilómetros del Circuito Interior, pero solo 34 serán vía rápida con la construcción de los puentes de Plutarco Elías Calles y Tezontle, la adecuación vial de Oriente 106, las laterales en su cruce con Tlalpan, la bajada de Puente de Molinos, donde se harán adecuaciones para desahogar su cruce, y el primer distribuidor vial subterráneo de Río Mixcoac.

Además, el PPS considera también la atención de luminarias y rehabilitaciones que requiera esta zona del Circuito Interior y de la que cuidará hasta los próximos ocho años, ante la constante circulación de vehículos.

En cuanto a la obra del Deprimido Insurgentes-Mixcoac, que según el secretario de Obras y Servicios capitalino (Sobse), Édgar Tungüí Rodríguez, comenzará a funcionar a fines del próximo mes, cuenta con 600 trabajadores que laboran las 24 horas del día, aunque en algunas ocasiones reducen el ritmo a petición de los vecinos.

Sostuvo Utrilla Hernández que para el tercer trimestre del año el Circuito Interior contará con una vialidad sin semáforos hasta Juanacatlán, aunque faltará atender Viaducto, San Antonio y Benjamín Franklin, donde se podría pensar en segundos pisos, “pero eso corresponderá decidir a las autoridades capitalinas en su momento”, consideró.

Finalmente, reveló que la obra singular, única en la Ciudad de México, cuenta con la supervisión de Exorahum, del grupo Dirección y Desarrollo de Proyectos, seleccionado por la Sobse, a fin de garantizar el cumplimiento de la norma, la resolución de impacto ambiental y de protección civil.

2017-05-15T09:25:57+00:00 mayo 15th, 2017|Comunicaciones y Transportes|