Fuente: El Economista/ Patricia Romo

Luego de que el gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez, denunció presuntas irregularidades en la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, la delegación Jalisco de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) se pronunció por corregir las fallas y que el costo de éstas sea cargado a la empresa responsable.

  • El colegio de ingenieros de Jalisco calcula que sustituir 700 neoprenes costará más de 60 millones de pesos.

El presidente de CMIC, Luis Méndez Jaled, dijo a El Economista que la prioridad es garantizar la seguridad de los 230,000 usuarios que diariamente movilizará esta línea del tren eléctrico urbano.

“No es un tema menor, son aproximadamente 700 neoprenos los que hay que cambiar; es un proyecto emblemático y muy importante para el desarrollo de nuestra ciudad”, subrayó.

A través de redes sociales, Alfaro Ramírez cuestionó al presidente Enrique Peña Nieto si está dispuesto a asistir a Guadalajara para inaugurar una obra que presenta problemas en su edificación y que, según escribió, implicará problemas para los próximos gobiernos federal y estatal.

Al respecto, el director del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Jalisco, Salvador Fernández Ayala, admitió que se encontraron dudas razonables sobre la calidad de los neoprenos utilizados como parte del proceso de pruebas técnicas.

Añadió que ante el hecho se pidió a la empresa responsable (Neoprenos Moldeados) la restitución de 700 placas con cargo a la compañía.

El presidente de CMIC Jalisco manifestó que el costo de la restitución deberá realizarlo quien sea responsable, ya sea el constructor o alguno de sus proveedores.

“Definitivamente para esto hay garantías, nosotros como empresarios a la hora de tener un proveedor tenemos garantías y si el responsable es el empresario (constructor) debe sustituirlas por su cuenta de inmediato”, comentó Luis Méndez.

Factura
El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco (CICEJ), Armando Brenez Moreno, indicó que el costo de la sustitución de los 700 neoprenes se calcula entre 60 y 65 millones de pesos.

“Esperamos que todo lo demás esté bien hecho, y que las autoridades que están participando en esta obra sean claras y transparentes y que le entreguen al gobierno entrante, tanto estatal como federal, una obra de calidad, y, si hay alguna falla, que la digan de una vez en este momento para que se tomen las medidas necesarias”, señaló el presidente de CICEJ.

La construcción de la Línea 3 inició el 7 de agosto de 2014 y el costo total del proyecto de fijó en 17,000 millones de pesos; sin embargo, hasta este 2018 el presupuesto para la obra ya suma 25,000 millones de pesos.