Certificación de aeropuertos

Fuente: Revista Mexicana de la Construcción

La Ley Federal sobre Metrología y Normalización (2015) establece los siguientes conceptos:

  • Certificación: procedimiento por el cual se asegura que un producto, proceso, sistema o servicio se ajusta a las normas o lineamientos o recomendaciones de organismos dedicados a la normalización.
  • Acreditación: el acto por el cual una entidad de acreditación reconoce la competencia técnica y confiabilidad de los organismos de certificación, de los laboratorios de prueba, de los laboratorios de calibración y de las unidades de verificación para la evaluación de la conformidad.
  • Verificación: la constatación ocular o comprobación mediante muestreo, medición, pruebas de laboratorio o examen de documentos que se realizan para evaluar la conformidad en un momento determinado.
  • Evaluación de la conformidad: la determinación del grado de cumplimiento con las normas oficiales mexicanas o la conformidad con las normas mexicanas, las normas internacionales u otras especificaciones, prescripciones o características. Comprende, entre otros, los procedimientos de muestreo, prueba, calibración, certificación y verificación.

En este caso, los elementos por certificar son los aeropuertos y el sistema aeroportuario mexicano (SAM). Los aeropuertos están constituidos por las siguientes zonas, sujetas a certificación: el lado aire (air side) o zona de movimientos aeronáuticos, que comprende las pistas, las calles de rodaje y las plataformas; zona terrestre (land side), en la que se consideran los edificios para las terminales, los estacionamientos y las vialidades; después están las instalaciones de apoyo como los hangares, la zona de combustibles, el sistema de extinción de incendios y la torre de control. Los 59 aeropuertos que conforman el SAM son los susceptibles de certificar, y están distribuidos en seis grupos aeroportuarios:

  • Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), con nueve: Cancún, Mérida, Cozumel, Oaxaca, Huatulco, Tapachula, Villahermosa, Veracruz y Minatitlán.
  • Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), con 12: Guadalajara, Tijuana, San José del Cabo, Puerto Vallarta, Hermosillo, Guanajuato, La Paz, Mexicali, Aguascalientes, Morelia, Manzanillo y Los Mochis.
  • Grupo Aeroportuario del Centro Norte (GACN/OMA), con 13: Monterrey, Acapulco, Mazatlán, Zihuatanejo, Zacatecas, Culiacán, Ciudad Juárez, Chihuahua, San Luis Potosí, Durango, Torreón, Tampico y Reynosa.
  • Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
  • Grupo Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), con 19: Chetumal, Ciudad Obregón, Campeche, Ciudad Victoria, Guaymas, Loreto, Matamoros, Nuevo Laredo, Nogales, Ciudad del Carmen, Colima, Ixtepec, Poza Rica, Puebla, Puerto Escondido, Tehuacán, Tamuín, Tepic y Uruapan.
  • Grupo aeroportuario en sociedades con ASA, con cinco: Querétaro, Toluca, Cuernavaca, Tuxtla Gutiérrez y Palenque.

La cantidad de pasajeros que se beneficiarían si todos los aeropuertos estuvieran certificados se muestra en la tabla 1.

 
Marco que rige la certificación de los aeropuertos
En el ámbito internacional, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI, 2001), como organismo especializado de la ONU, regula las actividades del sector, y mediante el Manual de Certificación de Aeródromos establece que “la certificación tiene por objeto garantizar que las instalaciones, equipo y procedimientos operacionales en los aeródromos certificados se ajustan a las normas y métodos recomendados especificados en el volumen 1 del anexo 14 del Convenio sobre Aviación Civil Internacional, y a toda otra norma o método nacional en vigor”.

Para el inicio de la certificación de los aeródromos, la OACI estableció que “a partir del 27 de noviembre de 2003 los estados certificarán, mediante un marco normativo apropiado, los aeródromos utilizados para operaciones internacionales de conformidad con las especificaciones contenidas en este Anexo y otras especificaciones pertinentes de la OACI”. También se establece que ningún Estado contratante será culpable de infracción del convenio si no pone en práctica tales recomendaciones.

En México, La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es la máxima ley, y de ella derivan la Ley General de Vías de Comunicación, la Ley de Aviación Civil, la Ley de Aeropuertos y la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, con sus respectivos reglamentos, para regular el procedimiento de certificación de los aeropuertos mexicanos; con tal fin se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 22 de enero de 2008 el “Procedimiento para la evaluación de la conformidad del Anexo 14 (PECA)”, que establece:

“Es facultad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, como autoridad aeroportuaria, verificar el cumplimiento de las disposiciones administrativo-normativas, tanto nacionales como internacionales, que garanticen la seguridad operacional de los aeródromos civiles, así como también […] verificar que se cumplan las especificaciones y procedimientos técnicos y de operación […] por parte de los operadores de dichos aeródromos”, y de acuerdo con lo estipulado en el Anexo 14, Volumen I, “Aeródromos”, del Convenio sobre Aviación Civil Internacional, con lo dispuesto en los artículos 78 y 79 de la Ley de Aeropuertos y lo que establece la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, podrá autorizar a “Unida-des de Verificación” para que constaten la conformidad de las especificaciones y procedimientos técnicos de los aeródromos que pretendan ser certificados, para el efecto que desde o hacia ellos se realicen vuelos de servicio público de transportación aérea, tanto nacionales como internacionales.

Los concesionarios o permisionarios de aeródromos civiles de servicio al público que cumplan con la normatividad nacional e internacional respectiva serán acreditados mediante un “Certificado de Aeródromo”, el cual será otorgado de manera exclusiva por la autoridad aeroportuaria.

El programa de certificación de aeródromos civiles se estableció para realizarse durante un periodo de cinco años, desde la fecha de entrada en vigor del PECA, de acuerdo con las siguientes etapas:

  1. En una primera etapa, durante el primero y segundo año, los aeródromos de servicio al público, declarados y habilitados como lugares de entrada y salida internacional (aeropuertos internacionales), en los que se realizan operaciones de aviación comercial regular, con origen o destino en el extranjero.
  1. En una segunda etapa, a realizarse en los años tres y cuatro, los aeródromos de servicio al público declarados y habilitados como lugares de entrada y salida internacional (aeropuertos internacionales), que atiendan operaciones de aviación comercial regular pero ninguna de las cuales tenga origen o destino fuera del territorio nacional.
  1. En la tercera etapa, programada para el quinto año del periodo, todos aquellos aeródromos destinados a dar servicio al público, declarados y habilitados como lugares de entrada y salida internacional, que no atiendan operaciones de la aviación comercial regular (aeródromos de servicio general, abiertos al tráfico internacional).
  1. Todos aquellos aeródromos destinados a dar servicio al público, distintos a los antes señalados, podrán manifestar a la autoridad aeroportuaria en cualquier momento su interés de someterse al proceso de certificación, coordinando para el efecto las acciones a que haya lugar.

Los aeropuertos están constituidos por las siguientes zonas, sujetas a certificación: el lado aire (air side) o zona de movimientos aeronáuticos, que comprende las pistas, las calles de rodaje y las plataformas; zona terrestre (land side), en la que se consideran los edificios para las terminales, los estacionamientos y las vialidades; después están las instalaciones de apoyo como los hangares, la zona de combustibles, el sistema de extinción de incendios y la torre de control.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) emitió la Circular Obligatoria de la Dirección de Aeropuertos de la DGAC, CO-DA 04/07 R2, que establece el proceso que deben seguir los concesionarios, permisionarios u operadores para obtener un Certificado de Aeródromo Civil de Servicio al Público, que consta de cinco fases: 1) presolicitud, 2) solicitud y evaluación documental, 3) verificación en sitio, 4) atención y corrección de las no conformidades a la normatividad vigente y 5) autorización del Manual de Aeródromo y emisión de certificado.

Como apoyo en el proceso de certificación, el 13 de abril de 2007 la SCT emitió la convocatoria para la acreditación y aprobación de unidades de verificación para la evaluación de la conformidad de las normas internacionales en materia de se-
guridad operacional en aeródromos civiles, de acuerdo con los siguientes términos:

“Se convoca a los interesados en obtener la acreditación y aprobación como unidad de verificación tipo ‘A’ y tipo ‘C’, con objeto de que, en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento, la Ley de Aeropuertos y su Reglamento, así como de la Norma Mexicana NMX-EC-17020-IMNC-2000, ‘Criterios generales para la operación de varios tipos de unidades (organismos) que desarrollan la verificación (inspección)’ verifiquen el cumplimiento de una o varias de las siguientes normas internacionales, expedidas por la OACI en materia de seguridad operacional de aeródromos civiles.”

Los requisitos de esta convocatoria son por demás exigentes en cuanto a formatos a llenar, equipamiento, instalaciones, estructura administrativa y operativa, y un elevado nivel de preparación del equipo de profesionistas que deben tener las empresas interesadas en participar; ello dio como resultado, de acuerdo con información proporcionada por la DGAC a través del Instituto Nacional de Transparencia, que al año 2017 únicamente hubiera tres unidades verificadoras autorizadas en el país. En este mismo documento se informó sobre los aeropuertos certificados.

El grupo aeroportuario que más aeropuertos certificados tiene de los que lo conforman es GAP, con 11 de 12 aeropuertos; con ello garantiza que viajen en un aeropuerto certificado más de la mitad de los pasajeros de los aeropuertos certificados del país y la quinta parte de los pasajeros del SAM.

Aeropuertos certificados
Al año 2017 se encontraban certificados 36 aeropuertos (61% del total), los cuales transportaron 51,284,036 pasajeros, que representan el 36.2% de los pasajeros transportados en el país.

Por grupo aeroportuario, los aeropuertos que se han certificado hasta ese año son los siguientes.

GACN u OMA, 5: Monterrey, Torreón, Zihuatanejo, Ciudad Juárez y San Luis Potosí, que representan 14% de los certificados y 8% de los del país. Estos cinco aeropuertos transportaron 12,714,950 pasajeros, es decir, 26% por los certificados y 9% de los transportados en el país.

GAP, 11 aeropuertos: Puerto Vallarta, Los Cabos, Tijuana, Hermosillo, Guanajuato, La Paz, Mexicali, Aguascalientes, Morelia, Manzanillo y Los Mochis, que representan 31% de los certificados y 19% de los del país. Estos 11 aeropuertos transportaron 27,900,600 pasajeros, que equivalen a 54% de los certificados y 20% de los transportados en México.

Asur, seis aeropuertos: Cozumel, Huatulco, Villahermosa, Veracruz, Mérida y Oaxaca, que representan 17% de los certificados y 10% de los del país. Estos seis aeropuertos transportaron 6,957,240 pasajeros, esto es, 14% de los certificados y 5% de los transportados en el país.

ASA, 12 aeropuertos: Ciudad Obregón, Campeche, Ciudad Victoria, Guaymas, Loreto, Matamoros, Nuevo Laredo, Ciudad del Carmen, Puebla, Colima, Tepic y Uruapan, que representan 33% de los certificados y 20% de los del país. Estos aeropuertos transportaron 2,114,937 pasajeros (4% de los certificados y 1.5% de los transportados en el país).

Sociedades con ASA, dos aeropuertos: Toluca y Querétaro. Representan 6% de los certificados y 3% de los del país. Estos aeropuertos transportaron 1,596,309 pasajeros, que equivalen a 3% de los certificados y 1% de los pasajeros transportados en todo México.

Resultados
No se cumplió con las etapas de certificación fijadas por la OACI y establecidas en el PECA de la SCT, según las cuales para 2013 debían estar certificados los 59 aeropuertos del SAM, y a la fecha únicamente 36 están certificados.

Casi dos tercera partes de los aeropuertos del país están certificados; éstos transportan un poco más de la tercera parte de los pasajeros que viajan por avión. El AICM y el aeropuerto de Cancún son los dos aeropuertos que más pasajeros transportan, con 68,333,927; al no estar certificados, influyen para que el 48% de los pasajeros del país utilicen para sus viajes un aeropuerto no certificado.

El grupo aeroportuario que más aeropuertos tiene certificados es ASA, con la tercera parte de sus aeropuertos certificados en el país y la quinta del SAM; sin embargo, a través de estos aeropuertos únicamente viaja el 3% de los pasajeros en aeropuertos certificados, y el 1% de los del país.

El grupo aeroportuario que más aeropuertos certificados tiene de los que lo conforman es GAP, con 11 de 12 aeropuertos; con ello garantiza que viajen en un aeropuerto certificado más de la mitad de los pasajeros de los aeropuertos certificados del país y la quinta parte de los pasajeros del SAM.

El grupo aeroportuario que menos aeropuertos certificados tiene en número es el de las sociedades, con dos de cinco, para un 40%; el grupo que menos porcentaje tiene de aeropuertos certificados en relación con los de su grupo es OMA, con cinco de 13, para un 38 por ciento.

Se puede repetir el desagradable hecho del 30 de julio de 2010, cuando la Federal Aviation Administration de Estados Unidos redujo la calificación de seguridad de la aviación mexicana de OACI Categoría 1 a OACI Categoría 2.

Conclusión
Mientras la certificación de aeropuertos sea voluntaria, no se tendrán resultados alentadores, pese a la importancia de que los pasajeros se transporten a través de un aeropuerto certificado que les garantice que tienen las instalaciones y equipamientos adecuados para volar de manera cómoda, segura y económica.

Referencias
Aeropuertos y Servicios Auxiliares, ASA (2017). Estadísticas del Sistema Aeroportuario Mexicano.
Diario Oficial de la Federación, DOF (2008). Procedimien-
tos para la evaluación de la conformidad del Anexo 14, del Convenio sobre Aviación Civil Internacional, celebrado en la ciudad de Chicago, Illinois, Estados Unidos de América, en el año de 1944, y publicado el 12 de septiembre de 1946, a los que deberán sujetarse los aeródromos para su certificación.
DOF (2015). Ley Federal sobre Metrología y Normalización.
DOF (2016). Ley de Aeropuertos.
DOF (2017). Ley de Aviación Civil.
Organización de Aviación Civil Internacional, OACI (1944). Convenio sobre Aviación Civil Internacional, Anexo 14, parte I, Aeródromos.
OACI (2001). Manual de Certificación de Aeródromos.

Estimado lector, éste y otros artículos de interés los podrá encontrar en la Revista Mexicana de la Construcción No. 635 Septiembre-Octubre 2018

2018-10-17T11:57:07+00:00octubre 5th, 2018|Revista Mexicana de la Construcción|