Centro logístico, ¿a buen puerto?

Uno de los objetivos de la administración federal era transformar a México en una plataforma logística global, apoyada en la construcción y renovación de terminales portuarias; pero las restricciones presupuestales complican el panorama.

Fuente: Expansión/ Cecilia Navarro

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la meta para los puertos es duplicar la capacidad operativa actual y llegar a 536 millones de toneladas de mercancías en 2018.

A menos de dos años de que concluya el gobierno actual, el avance es de 40%. “Los puertos son el eslabón más importante para hacer de México una plataforma logística de clase mundial”, afirmó en su oportunidad Guillermo Ruiz de Teresa, coordinador de Puertos y Marina Mercante, cuando anunció el proyecto de modernización de los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas.

Ambas terminales han duplicado su capacidad operativa, al alcanzar un movimiento de 55.33 y 60.51 millones de toneladas, respectivamente.

Contraste singular

El Programa Nacional de Infraestructura contemplaba tres nuevas obras en los puertos de Matamoros, Tamaulipas; en Guaymas, Sonora, y la construcción del nuevo puerto de Veracruz, así como cinco ampliaciones en Campeche, Yucatán, Tamaulipas y Mazatlán, en Sinaloa.

De acuerdo con expertos, los puertos nacionales más relevantes en materia logística son aquellos que se ubican en los llamados “corredores económicos interoceánicos multimodales”, diseñados para cubrir las zonas con mayor consumo y producción.

2016-11-29T09:17:09+00:00 noviembre 29th, 2016|Comunicaciones y Transportes|