Fuente: La Jornada/ Julloi Reyan Quiroz

El sector privado buscará invertir en la construcción de clústers logísticos y centros de acopio en la ruta del Tren Maya, proyecto que pretende detonar la proveeduría del sur-sureste del país al sitio de mayor consumo: la Riviera Maya.

El reordenamiento territorial derivado del Tren Maya da la posibilidad de tener clústers logísticos y centros de acopio que sustituyan las importaciones de productos que realiza la Riviera Maya, el mayor polo económico y turístico del sureste mexicano, manifestó el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos.

El objetivo es fortalecer la producción agrícola y pecuaria de esa región, agregó.

López Campos indicó que fue el sector privado el que propuso al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) que el Tren Maya se utilizara como transporte de carga, con la finalidad de detonar el crecimiento en la región sur-sureste del país.

Uno de los primeros cambios que se dieron cuando era un proyecto fue que se habló de un tren turístico que conectaría a destinos de Cancún como aportante de visitantes hasta llevarlos a Palenque, apuntó el directivo.

Dos objetivos

La propuesta del sector privado fue que el Tren Maya debería tener un doble propósito: fomentar el turismo y la producción local mediante el impulso del mercado interno, expresó López Campos.

Actualmente la mayor zona de consumo es la Riviera Maya, pero ese sitio no se abastece de la península, explicó.

Alrededor de 60 por ciento de lo que adquiere la riviera proviene de otras regiones del país, no de la zona sur-sureste.

Se buscaría la sustitución de importaciones por productos de la región. Tanto el Tren Maya como la construcción de la refinería en Tabasco y el corredor transístmico pretenden fortalecer los estados del sur-sureste y evitar el rezago en la región, añadió López Campos.

El lunes pasado el Fonatur, encargado de uno de los mayores proyectos de infraestructura del actual gobierno, llevó a cabo la junta de aclaraciones con los 42 participantes en la licitación para la ingeniería básica del Tren Maya.

Según el Fonatur, hubo mil 190 preguntas que serán contestadas el próximo 14 de junio.

La licitación para la ingeniería básica de los siete tramos del Tren Maya fue lanzada el primero de mayo y el 22 de julio el Fonatur dará a conocer el fallo del proceso.