Fuente: El Economista/ Judith Santiago

  • Especialistas refieren que los papeles se encuentran en descuento.

Este el mejor momento para invertir en fideicomisos de inversión y bienes raíces (fibras), porque cotizan con un atractivo descuento, coincidieron jugadores del sector.

“Los fibras están a descuento. Es el mejor momento que nos ha tocado ver para poder invertir, y hay que comprarlos justo antes de que empiecen a bajar las tasas de interés, porque cuando bajen el mercado ya lo habrá descontado y el precio subirá”, sostuvo el presidente de Fibra Plus, Gustavo Tomé, tras su participación en Expo Real Estate México.

En ello coincidió el director de Administración y Finanzas de Fibra Inn (FINN), Miguel Aliaga, al explicar que “es un buen momento, porque los precios a los que cotizan casi todos los fibras están a un descuento que en promedio se ubica entre 30 y 40%, y pese a la cautela de los inversionistas actualmente son un vehículo interesante”.

Luego de un difícil 2018, cuando el índice S&P/BMV Fibras, compuesto por una canasta de 10 fideicomisos inmobiliarios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cerró con una caída de 19.6%, este año comienzan a recuperarse, al acumular un rendimiento de 17.31 por ciento. Dicho porcentaje está muy por arriba del 2.92% que mantiene el S&P/BMV IPC.

En opinión de Eduardo López, analista de Banco Ve por más, estos vehículos son atractivos para invertir a largo plazo, pero cada caso es particular.

Aunque el sector, en general, cotiza en Bolsa con un descuento relevante, la volatilidad del mercado y las altas tasas de interés de referencia actual (8.25%) no son factores favorables.

“El nivel de valuación de los fibras es atractivo respecto a su cotización histórica y, aunque en el año se han recuperado, el potencial rendimiento es limitado a corto plazo, pero al largo son un buen instrumento, porque tienen una generación de flujo estable y hay perspectivas de una baja en las tasas de interés”, dijo el analista.

Aliaga dijo que el nivel tan bajo al que cotizan los Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFI) de los fibras se explica por el ciclo de altas tasas de interés. Sin embargo, se espera que se beneficien del ciclo bajista que para el referencial proyectan los analistas.

Los certificados de FINN se intercambian en 8 pesos en la BMV. Han caído 14% en lo que va del año. Sobre ello, Aliaga afirmó que a estos niveles los papeles cotizan con un descuento considerable de 40%, respecto al precio en valor de libros.

Por su parte, los CBFI de Fibra Plus se mantienen 9.27% a la baja en este 2019, a 13.70 pesos. Acerca de este descenso, Gustavo Tomé destacó la relevancia de “voltear a ver la operatividad de cada uno de los activos de los fibras, que realmente genere valor económico para los inversionistas”.

“Hay tantas métricas para generar las subvaluaciones de los fibras que yo no las comparto, pero para mí el precio del certificado de Fibra Plus debería estar entre 19 y 20 pesos”, compartió Tomé.