Avanza proyecto de Tren Maya

Fuente: El Economista/ Jesús Vázquez

El próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, presentó en Chetumal detalles del Tren Maya, donde adelantó que analizan instalar en la capital de Quintana Roo una plataforma de talleres para el mantenimiento y reparación de la maquinaria, así como “rehacer” la vía que corre desde Escárcega, Campeche, hasta Valladolid, Yucatán.

  • Jiménez Pons adelantó que en Chetumal se estudia instalar una plataforma de talleres para el mantenimiento y reparación de la maquinaria y restaurar la vía que corre desde Escárcega hasta Valladolid.

También se pretende incluir a Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) como socio para construir una gran estación central en el Aeropuerto Internacional de Cancún que enlace al Tren Maya con una vía urbana.

El representante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador dijo que desde ahora ya se encuentran estudiando la disponibilidad de terrenos para la instalación de los talleres en Chetumal, para los cuales se requerirán entre 200 y 300 hectáreas.

“La estrategia consiste en hacer el tren un detonador de empleos e inversión en todo el derrotero de la vía férrea, ante lo cual Chetumal es el sitio ideal para instalar este tipo de nuevos servicios, los cuales serán muy necesarios una vez que se construya y entre en operaciones el tren”, detalló.

Además, durante la construcción, señaló, se beneficiará a empresas y prestadores de servicios locales, por lo que ya se ha comenzado a conformar un patrón de contratistas y de los servicios que se necesitarán para la obra, “de tal manera que la derrama se garantice en los lugares por donde corra el tren”.

Jiménez Pons informó que al menos en el tramo selvático de la vía férrea que correrá de Palenque hasta Xpujil, en la frontera entre Campeche y Quintana Roo, el tren tendrá que estar cercado, lo cual necesariamente implicará tener soluciones ambientales innovadoras, ya que de entrada supondrá impedir el paso de fauna silvestre.

El proyecto se basará en tres derechos de vía ya existentes, el del Tren del Istmo de Tehuantepec, el de la carretera que corre por esa zona y el de las líneas de suministro eléctrico, donde a lo largo de todo el recorrido son terrenos impactados sin gran cantidad de vegetación.

En los casos en los que no se pueda evitar la poda de vegetación, acentuó que se mitigará el impacto con la siembra de árboles.

En la estación de Escárcega, por ejemplo, donde en un tramo se tendrán que adquirir nuevos derechos de vía, el próximo titular de Fonatur comentó que el propio Andrés Manuel López Obrador ha sugerido integrar a los ejidatarios de esas tierras como socios del proyecto, otorgándoles una renta permanente por el uso de sus tierras, además de programas de reforestación o extensionismo agrario.

En Calakmul se proyecta un plan de reforestación de largo plazo, que por sí solo podría generar 40,000 empleos y serviría para mitigar la pobreza y pobreza extrema que caracteriza esta región, refirió.

Difusión de información
El tren que se proyecta es uno de mediana velocidad (160 kilómetros por hora) con servicios de lujo para pasajeros de alto poder adquisitivo, con vagones-restaurante y demás amenidades, con el objetivo de vender boletos que lleguen a los 1,000 dólares por persona, para quienes opten por hacer los 1,500 kilómetros de recorrido que tendrá la vía férrea.

Habrá incluso vagones dedicados a difundir información cultural, histórica y arqueológica del Mundo Maya, como una especie de “museos rodantes”, que tendrán todo el soporte académico de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana y universidades del sureste del país.

Por otro lado, se buscará, para el segmento de trabajadores que se desplazan entre Cancún y la Riviera Maya, ofrecer un costo por viaje lo más bajo posible, para que se convierta de manera efectiva en una opción de movilidad para todos los segmentos, indicó.

En el caso de la estación del Aeropuerto Internacional de Cancún, destacó que Asur se mostró interesado en participar en la construcción de la estación central que tendrá el tren en la terminal aérea.

Proyecciones
“Si hacemos bien la tarea, estamos hablando de que el tren podía estar movilizando en un plazo de 10 años un aproximado de 3 millones de turistas desde Cancún hacia el sur de Quintana Roo, Calakmul y Palenque”, expresó Rogelio Jiménez.

Esto supondrá no únicamente la construcción del tren, sino detonar la infraestructura turística que pueda atender ese volumen de viajeros.

Para la zona de Calakmul, afirmó que se necesitará la construcción de entre 7,000 y 8,000 nuevas habitaciones de hotel.

Además de ello, se necesita ampliar el tiempo de estancia de los turistas internacionales que entran por Cancún, creando los circuitos por el Mundo Maya enlazados justamente por el la vía férrea.

“Los que saben de mercado nos han dicho que esta meta es factible, por eso en los seis años de gobierno que están por comenzar se deben dejar sentadas las bases para que en ese plazo de 10 años se pueda llegar a estos números”, puntualizó.

La obra, de vocación netamente turística, se planteó en el Proyecto de Nación 2018-2024 presentado por AMLO en noviembre del 2017 y contemplaba un trazo de 900 kilómetros, pero el lunes el presidente electo anunció que se ampliaría a 1,500 kilómetros para abarcar paradas en los estados de Campeche y Yucatán, en adición a las de Quintana Roo, Chiapas y Tabasco planteadas originalmente.

Jiménez Pons anunció que en próximos días asistirá a una feria de trenes que se realiza en Berlín, Alemania, para conocer de primera mano las novedades de trenes y así definir cuál será el idóneo para operar los 1,500 kilómetros que tendrá esta nueva ruta en el sureste del país.

Trazos
La obra, que atravesará cinco estados del sureste mexicano, tiene un costo proyectado de entre 120,000 y 150,000 millones de pesos.

El primer trazo ferroviario del Tren Maya va de Cancún a Tulum, de ahí más al sur hacia Bacalar (pasando por Felipe Carrillo Puerto y Mahahual), para girar después hacia el oeste con dirección hacia Calakmul, y llegar a Escárcega, Campeche, para partir hacia el suroeste y terminar en Palenque, Chiapas.

Se incluyó una conexión de Escárcega hacia Campeche, para llegar después a Mérida, Yucatán, y de ésta a Cancún, pasando por Valladolid.

Recientemente se dio a conocer que para el 2019 se prevé destinar mediante el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), unos 16,000 millones de pesos para la construcción del Tren Maya.

2018-09-14T08:06:18+00:00septiembre 14th, 2018|Comunicaciones y Transportes|