Avanza construcción del Tren Interurbano

Tres piezas prefabricadas de gran envergadura -una columna, una trabe y un capitel- fueron montadas ayer en tres distintos frentes de trabajo durante la madrugada, como parte de la obra del tramo III del Tren Interurbano México–Toluca.

Fuente: El Sol de México/ Ana María Lozada

El secretario de Obras y Servicios capitalino, Edgar Tungüí Rodríguez, recordó que ese nuevo tren contará con 17 kilómetros de su trazo en territorio de la Ciudad de México, con lo que el trayecto del Metro Observatorio a Santa Fe se podrá realizar en cinco minutos.

Al realizar un recorrido de supervisión, señaló que se trata de “una obra que no se ve comúnmente en la Ciudad, es una obra de infraestructura ferroviaria importante, si bien ya hemos tenido la experiencia de los segundos pisos, ésta requiere un método constructivo diferente, a pesar de que se realice con prefabricados”. Sobre todo, precisó, porque se trata del paso de un tren rápido de cinco vagones, cuya velocidad alcanza los 160 kilómetros por hora.

Las obras consistieron en una columna de 19 metros de altura y 180 toneladas de peso, colocadas en el frente conocido como el Encino, ubicado a un costado de la Autopista México–Toluca.

Para ello, se contó con la ayuda de dos grúas, cuya capacidad de carga es de 500 y mil 200 toneladas, respectivamente, sin que el tránsito sobre la autopista fuera interrumpido por completo en ningún momento. Los dos montajes restantes (trabe y capitel) –que se llevaron a cabo en sendos puntos de obra, a una distancia de 500 metros– pudieron observarse a través de una transmisión en tiempo real. Mientras que la trabe de 175 toneladas de peso y 40 metros de longitud, se montó en la Glorieta Santa Fe, el capitel, de 80 toneladas de peso y siete metros de largo, se colocó en Prolongación Paseo de la Reforma.

El funcionario capitalino señaló que se cuenta con cinco grúas, con las que es posible realizar el montaje de hasta cuatro elementos prefabricados por noche, aunque adelantó que está por incorporar una grúa más, que permitirá aumentar los montajes a cinco, por jornada nocturna.

Tungüí Rodríguez indicó también que la fabricación de las piezas tiene un avance del 86 por ciento, lo que permite llevar un ritmo de obra constante y dar celeridad a la construcción. Las estructuras son trasladadas desde Texcoco, en el Estado de México, a una distancia de 80 kilómetros, misma que se recorre en aproximadamente cuatro horas.

En su oportunidad, Gerardo Báez Pineda, director general de Construcción de Obras para el Transporte de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), indicó que la colocación de este tipo de piezas monumentales requiere de maniobras muy específicas, como es el caso de la colocación de los torones de la columna, que son 304 cables de acero preforzado que embonan dentro del fuste (base de la columna de concreto de tres metros de alto).

Finalmente, pra este procedimiento, se requiere de 15 personas, quienes colocadas debajo de la columna insertan los torones y fijan la pieza.

2017-04-07T08:19:43+00:00 abril 7th, 2017|Comunicaciones y Transportes|