Fuente: El Economista/ Viviana Estrella

El proyecto de ampliación de la carretera Querétaro-Celaya podría comenzar dentro de cuatro o seis meses, una vez que se definan las partidas presupuestales y se licite la obra.

  • La obra se llevará a cabo hasta la caseta de cuota, toda vez que removerla implicaría una inversión superior al costo del proyecto.

El proyecto fue avalado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y se prevé una inversión de 410 millones de pesos.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, confirmó que la obra se llevará a cabo hasta la caseta de cuota, toda vez que removerla implicaría una inversión superior al costo del proyecto.

“El martes sabré los tiempos; hay que ir con el proyecto ejecutivo, si hay que solventar una observación en la unidad de inversión en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de ahí se fondea, se licita, esto nos va a llevar por lo menos de cuatro a seis meses”, explicó.

La ampliación, a cuatro carriles, se llevará a cabo del lado de Querétaro, en el tramo de la Plaza de Toros hasta la caseta de cobro.

El proyecto fue presentado por el gobierno estatal frente a la afluencia de vehículos que reporta la carretera Querétaro-Celaya.

La ejecución del proyecto, comentó Domínguez Servién, apremia ante la instalación de la armadora de Toyota en la frontera del estado vecino de Guanajuato.

“Lo más importante es que el presidente me ha autorizado un proyecto que vengo pidiendo desde hace tres años, porque Toyota empieza a construir en agosto. Es una carretera muy acotada, muy apretada y muy desgastada”, pronunció.

La obra, refirió, será coordinada por Caminos y Puentes Federales (Capufe).

Gestión
En tanto, el próximo lunes 11 de febrero, autoridades estatales participarán en una reunión en las oficinas centrales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para gestionar tres obras que requieren de una inversión en suma de 707 millones de pesos.

Para estos proyectos, refirió el gobernador, el presidente se comprometió a aportar 50% (335 millones de pesos) en el ejercicio fiscal en curso y la otra partida para el ejercicio fiscal del 2020.

Entre los proyectos que se gestionarán se encuentra la tercera etapa de la carretera 413, la tercera etapa de la carretera 210 en el tramo de La Piedad-Jesús María, y la última etapa de la cimentación de circuitos carreteros en municipios de la Sierra Gorda.