Fuente: La Jornada/ Alejandro Alegría

La inversión por 50 mil millones de pesos en infraestructura que hará el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, como parte del programa anunciado el pasado lunes por la Secretaría de Hacienda, es oportuna, aunque todavía es insuficiente porque el país tiene mucho rezago en esa materia, indicó la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Eduardo Ramírez Leal, presidente de ese organismo empresarial, indicó en entrevista con La Jornada que después de la caída en mayo pasado de 3.2 por ciento del sector, el retroceso de 2 puntos porcentuales en la generación de empleos en esa industria y la falta de inversión pública en infraestructura –pues solo se ha ejercido el 20 por ciento de contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019–, el “empujoncito” es oportuno, no solo para ese ramo industrial, sino para otros, pues la construcción impacta en 3 de cada 4 actividades económicas.

Indicó que la inversión por 50 mil millones de pesos en 18 proyectos –que se desprenden del programa que prevé 485 mil millones de pesos–, en el que además participará la iniciativa privada, es una medida que se aplica en muy buen momento.

Comentó que si se empeña toda la industria, no solo la construcción, “vamos a concluir, no como quisiéramos”, pero si con un crecimiento del 1 por ciento y no en cero, para “no salir tan golpeados.” Acotó que espera toda la cadena productiva –acero, cemento, asfalto, madera, trituradoras, maquinaria pesada–, también repunte su crecimiento.

Inquirido si es suficiente los recursos, Ramírez Leal indicó que nunca lo es, porque el país tiene un rezago importante en infraestructura, lo cual repercute en la competitividad del país frente a otros países, pues se requiere movilizar la carga por carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles, pero también se requieren servicios como hospitales, hidrocarburos, escuelas, desarrollo urbano, alcantarillado, entre otras.

Agregó que la economía se dinamizará más con las licitaciones anticipadas –pues se preveían para 2020–, por un monto de 116 mil millones de pesos, pero pidió al gobierno federal que se le dé la oportunidad a las micro y pequeñas empresas del sector, las cuales como ha referido el mismo Ejecutivo, dan empleo a más del 80 por ciento de los trabajadores.

Comentó que aún existe el riesgo de que el personal contratado por esas compañías quede sin empleo, porque no pueden mantener a su plantilla sin trabajo debido a la poca inversión pública que ha habido.

Abundó que empresas micro y pequeñas están entusiasmadas con el programa de mantenimiento a las refinerías de Petróleos Mexicanos, pero también con otro de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, en el que se invertirán 8 mil millones de pesos para el mejoramiento urbano, en el que piden sean consideradas esas compañías y puedan desarrollarse.

Sostuvo que se entiende que no se ejerció el gasto público debido a que no se quería caer en malos manejos y CMIC celebra que se revisen lo contratos, pero es importante dinamizar la economía.