Fuente: Mural/ Staff

Los materiales de construcción se han encarecido 9.17 por ciento en lo que va del año, un promedio mensual de 1.47 por ciento, según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

  • Suben precios por mayores tasas, la inflación y combustible caro

Los materiales que más han subido, al menos durante el mes de junio, fueron los metálicos, destacando las estructuras metálicas, y algunos productos químicos, como el asfalto.

Las variaciones más impresionantes que se han acumulado en el año son los precios de los productos metálicos, productos químicos y de alambre.

El primero observa una inflación de diciembre a junio de 11.72 por ciento, el segundo de 31.20 por ciento y el tercero de 32.74 por ciento, según cifras del Índice Nacional de Precios al Productor del Inegi.

El Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (Ceesco), asociado a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), considera que pese a los incrementos en los materiales de construcción el panorama del sector para 2018 será favorable.

No obstante, reconoce que entre los factores que inhiben el crecimiento de la industria están la volatilidad del tipo de cambio y el continuo incremento de las tasas de interés, lo que provoca que los proyectos de infraestructura sean más costosos.

“El costo de los combustibles para la movilización de los materiales de construcción ha sido un factor”, afirmó el presidente de la CMIC, Eduardo Ramírez Leal.

Agregó que el aumento ya afectaba a materiales como arena y grava.

De estos incrementos, Ramírez comenta que aún no se han trasladado a los costos de los proyectos que están en vía de desarrollo, pero en algún momento se tendrá que hacer.

Fuente: Inegi / Realización: Departamento de Análisis de REFORMA

Otro elemento importante, relacionado al mercado nacional, es la inflación.

“Regularmente estamos acostumbrados a que muchos esperan -a subir los precios hasta arrancar el año con la inflación total”, aseguró Ramírez y “lo que va a pasar con muchos de los servicios, de todos, no solamente de los constructores, es que le trasladamos la inflación.”

En cuanto a la situación internacional, el tema de los aranceles a la importación de acero y aluminio por parte de Estados Unidos es de gran importancia para la industria de la construcción, pero México más bien es deficitario en temas de acero de baja refinación, explicó el gerente de Análisis del Grupo Financiero Monex, Fernando Bolaños.

Las cifras de la Asociación Mundial del Acero confirman que México está entre los 20 mayores importadores de acero del mundo y en 2017 alcanzó 13.5 millones de toneladas del metal. Además, obtuvo una balanza con mayor peso de importaciones frente a las importaciones con un saldo a favor de las importaciones de 8.6 millones de toneladas.

Fuente: Inegi / Realización: Departamento de Análisis de REFORMA

Para este material en específico, Ramírez expresa que el impacto aún no se ha visto, pero que efectivamente habrá alguna repercusión. A pesar de esto, añadió que serían casos muy específicos de obras con algún acero especial y estiman se vean afectados sus costos en aproximadamente 3 y 4 por ciento, pero que en este momento no se conoce el impacto de los aranceles.

La mayor productora de acero del mundo y con presencia en México, Arcelormittal, reportó para el primer trimestre de 2018 un incremento en las ventas de sus productos por un alza de los precios del metal a nivel mundial y por un incremento del volumen de envíos realizados.

Al mismo tiempo, Altos Hornos de México (AHMSA) advierte en su reporte financiero más reciente sobre los diferentes riesgos, tanto de competitividad, como de volatilidad, en los precios a nivel internacional de los últimos años.