Fuente: El Financiero/ Pamela Ventura

  • Los desarrollos se construirán en 14 ciudades con una inversión de 530 millones de pesos en cada una de ellas, de acuerdo con la Sedatu.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) anunció que dará inicio al proceso de desarrollo de 104 proyectos de mejoramiento urbano en 14 ciudades fronterizas y turísticas del país, con una inversión de 530 millones de pesos por ciudad.

Durante la firma del convenio con los alcaldes de las 14 ciudades que están en el Programa de Mejoramiento Urbano, Roman Meyer Falcón, titular de la Sedatu, señaló que este año se han concentrado en la franja norte del país, ya que pretende activar el desarrollo territorial del norte con un conjunto de incentivos fiscales y resarcir el desarrollo perjudicial de las ciudades fronterizas.

“Las colonias han sido seleccionadas determinando marginación, delincuencia y falta de servicios e infraestructura, a fin de buscar una mejor calidad de vida de los habitantes de la colonia”, dijo.

Las ciudades son Tijuana y Mexicali en Baja California, San Luis Río Colorado y Nogales en Sonora, Ciudad Juárez en Chihuahua, Ciudad Acuña y Piedras Negras en Coahuila, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros en Tamaulipas, Los Cabos en Baja California Sur, Bahía de Banderas en Nayarit, Acapulco en Guerrero y Solidaridad en Quintana Roo.

Armando Rosales, subsecretario de vivienda, explicó que el monto total del Programa de Mejoramiento Urbano asciende a casi 8 mil millones de pesos, y está inversión se dividirá en tres vertientes: mejoramiento integral de barrios, vivienda y regularización del suelo.

“Las acciones de mejoramiento urbano se centran en infraestructura de espacio público, equipamientos. Son casi 500 obras, que van desde pavimentación de una calle hasta la conclusión del estadio de béisbol de San Luis Río Colorado que tiene todo un impacto regional”, dijo.

Según el subsecretario las obras más importantes de este programa ya se encuentran en proceso de licitación.

Por su parte, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, señaló que el 16 por ciento de las viviendas abandonadas, que fueron financiadas por el Instituto, tuvieron subsidio federal y éstas son suficientes para dar alojamiento a 2.6 millones de pesos.

“Los planes de mejoramiento urbano son la medida más efectiva para que nunca más una familia decida abandonar su vivienda. El abandono de vivienda es un desperdicio de contribuyentes y trabajadores. El Infonavit nunca más volverá a dar un crédito sin equipamiento o infraestructura de calidad, que puedan ser abandonadas”, aseguró Martínez.