Analizan crear mercado de instrumentos verdes

Después de que en México se creó un mercado de deuda verde, el próximo objetivo sería desarrollar un segmento de CKD y Fibras bajo esta etiqueta.

Fuente: El Economista/ Judith Santiago

“En cuanto terminemos con nuestros principios de bonos verdes vamos a ver cómo podríamos etiquetar otros activos verdes, como Fibras y CKD (…) Estaríamos pensando en el segundo semestre del año”, adelantó la directora de la Plataforma Mexicana de Carbono (MÉXICO2), Alba Aguilar.

Los bonos verdes son instrumentos de deuda que financian exclusivamente proyectos de energía renovable, construcción sustentable, eficiencia energética, transporte limpio, agua, agricultura, que ayuden a combatir el cambio climático.

El Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas, integrado por representantes del sector financiero mexicano que impulsan el financiamiento de proyectos verdes, trabaja en la creación de los principios que buscarán diferenciar entre un proyecto verde de uno no tan verde para darle certeza a la inversión.

Buenos candidatos

Tanto los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) como en los Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) y en los Certificados de Capital de Desarrollo o CKD levantan recursos del mercado para invertirlos en proyectos del sector inmobiliario, así como en energía y transporte, entre otros.

Alba Aguilar explicó que actualmente muchos activos de los Fibras y CKD tienen componentes verdes, pero no están clasificados como tal porque todavía no existe la etiqueta.

Lo que se buscará es establecer requisitos adicionales a lo que ya se tiene, pero que no debería ser difícil de cumplir para el emisor, básicamente serían en temas de transparencia, uso de los recursos, reporte de la información.

Agregó que ciertos Fibras ya fondean propiedades que tienen el sello de construcción sustentable, parte de los sectores elegibles en los bonos verdes; o tienen certificación LEED (Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental). En el caso de los CKD hay proyectos de inversión en transporte, construcción sustentable y en el sector de energía renovable que apoyan la mitigación y adaptación al cambio climático.

“Para los inversionistas sería un nuevo activo que les permita diversificar sus inversiones. El incentivo para los potenciales emisores de Fibras o CKD verdes sería atraer la atención de inversionistas que están invierten de manera responsable y sustentable”, explicó la directiva en MÉXICO2, una empresa del Grupo Bolsa Mexicana de Valores que impulsa el desarrollo de mercados ambientales.

“Lo interesante, continuó, es que no todo circule a través de la deuda, sino a través del mercado de capital y que el criterio sea la transparencia sobre el uso de los recursos y que el proyecto sea del sector elegible”, opinó.

Parecidos a los bonos verdes

Dijo que este mercado sería muy similar al de bonos verdes, se buscaría tener la segunda opinión de una institución especializada para evaluar los proyectos verdes, a través de los reportes explicar los avances y logros del proyecto, así como la cantidad de emisiones de dióxido de carbono reducidas.

Lo anterior le da certeza al inversionista de que los activos donde invierte realmente cumplen con los principios y generan un impacto positivo, ya sea en mitigación o en adaptación al cambio climático. Además, se estarán protegiendo de futuros riesgos, puesto que con el tiempo un proyecto que no está alineado con los temas ambientales puede tener más riesgos.

“En el tiempo el activo puede perder valor porque puede haber regulación en el tema ambiental, reducción de precios de energías fósiles, competencia entre energías limpias y no limpias. Incluso podría valer más o, por lo menos, si no va a valer más va a conservar su valor porque tomó en cuenta aspectos sociales, ambientales y de gobierno corporativo (ejes de las inversiones verdes)”, finalizó la directora de MÉXICO2.

2017-07-24T09:11:57+00:00 julio 24th, 2017|Electricidad|