Analizan constructores importar cemento

Constructores y concreteros independientes analizan la posiblidad de importar cemento ante los aumentos de precio injustificados de hasta 15 por ciento que ha tenido este producto en el País, según la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Fuente: Reforma/ Azucena Vázquez

En lo que va del año, no ha ocurrido algo extraordinario que justifique el último incremento de 12 por ciento en el precio del cemento, por el contrario, el peso se ha apreciado, el costo de los combustibles incluso ha bajado, dijo Gustavo Arballo, presidente nacional del organismo.

Tampoco estuvo sustentado el de enero pasado de 15 por ciento, aseveró.

Frente a eso, algunos concreteros del País han planteado la posiblidad de importar el producto y la CMIC también analiza la alternativa para sus afiliados, comentó tras su participación en la toma de protesta del nuevo presidente de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros (UMAI), Salvador Landeros.

“Ahorita empiezan a haber voces de generar cadenas logísticas para importar cemento”, dijo.

Explicó que el producto podría traerse de países como Perú, India, incluso China, entre otros, pero eso aún se está analizando.

Sostuvo que aun cuando preferiría que se consuma producto nacional, tampoco pueden adquirirlo si tiene un aumento cuyo incremento no está sustentado.

Además, según algunos estudios, el precio por tonelada de cemento importado, en algunos casos, es hasta 30 dólares más barato, dijo.

Resaltó que la importación permitiría una competencia en el mercado del País, donde no se dejará de consumir el cemento local, sino que habría otros vendedores como alternativa.

Pese a la intención de recurrir a la compra del producto en otros mercados, Arballo reconoció que todavía tienen que revisar los retos que esto implicaría en materia logística.

Aunque aseguró que actualmente existen mejores condiciones que harían viable esta opción y años atrás ya se ha intestado, en algunos casos con éxito.

El presidente de la CMIC aseveró que un incremento como el que se ha registrado en el precio del cemento puede impactar en el costo final de las obras construidas.

Por ejemplo, en el caso de carreteras de concreto, con los aumentos de enero pasado y el reciente, puede ser de hasta 30 por ciento, debido a que el principal insumo es el cemento.

En las viviendas también hay impacto; por ejemplo, en una de alrededor de 300 mil pesos, el impacto puede ser de hasta el 4 por ciento.

Ante eso, informó que en lo que resta de esta semana la CMIC se reunirá con la Cámara Nacional del Cemento (Canacem) para que les expongan la razón del incremento del costo del cemento.

A la junta también acudirá la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi).

Sobre la salida de Cemex de la CMIC, aseguró que no ven un mensaje negativo en dicha acción, pues como empresa de sector privado puede actuar libremente.

Arballo añadió que independientemente de la posiblidad de importar, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) debería analizar el mercado del cemento, ya que la CMIC ha detectado que las empresas que lo venden suben en el mismo porcentaje el precio del producto sin justificación.

2017-07-05T08:54:08+00:00 julio 5th, 2017|Construcción|