Fuente: Milenio Diario/ Jesús Rangel

  • El presidente López Obrador ordenó la construcción de las filiales “para distribuir los fondos destinados a los beneficiarios que habitan en comunidades apartadas, donde no existen bancos, cajeros ni otro medio para recibir los recursos”

El Banco del Bienestar invertirá 117 millones 813 mil 73.26 pesos de recursos propios para la construcción y equipamiento de las primeras 26 pequeñas sucursales de 6.5 metros por 10 que atenderán a 353 mil 808 beneficiarios de programas sociales gubernamentales en 13 estados. Se ubicarán en terrenos de la Secretaría de la Defensa Nacional (12), de la Guardia Nacional (4), del IMSS (7) y tres en propiedades del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales dentro de la modalidad de donación o comodato.

Esta cifra es parte del acuerdo publicado en el Diario Oficial en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó la construcción de 2 mil 700 sucursales del banco “para dispersar los fondos destinados a los beneficiarios de los programas sociales que habitan en las comunidades más apartadas del país, donde no existen bancos, cajeros ni algún otro medio para recibir recursos económicos”.

Para lograrlo, todas las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal deberán “identificar y seleccionar los bienes inmuebles” necesarios para “ponerlos a disposición del Banco del Bienestar” e instalar nuevas sucursales.

La Coordinación General de Programas para el Desarrollo de la Presidencia de la República y la Secretaría de la Defensa Nacional serán los coordinadores y en 60 días deberán determinar las zonas y regiones geográficas que requieren atención prioritaria de una sucursal.

Por lo pronto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público registró dos proyectos de inversión de infraestructura gubernamental del banco de desarrollo para la construcción de 16 sucursales con 35 millones 550 mil pesos y otro para construir 10 oficinas con 22 millones 218 mil pesos; el de equipamiento alcanza 60 millones 43 mil pesos para 30 instalaciones.

No se contempla en ninguno de los casos recursos para comprar cajeros que, como se sabe, hay una propuesta de la empresa coreana Grupo Hyosun de ocho mil cajeros por un total de 3 mil 300 millones de pesos. La sucursales atenderán la problemática de habitantes que cuentan con sus tarjetas, pero tienen que pagar altos costos de traslado y comisiones bancarias (entre 15 y 55 pesos más IVA por cada operación), y son víctimas de asaltos.

Es el caso de beneficiarios de programas sociales como Sembrando Vida, Personas Adultos Mayores, Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras y Becas Benito Juárez. El Banco del Bienestar destacó que actualmente los usuarios requieren hasta tres horas para trasladarse a la sucursal bancaria, módulo o cajero más cercano y tienen que pagar entre 100, 250, 300, 670 y hasta 785 pesos para transportarse.

El banco de desarrollo puntualizó que hasta la fecha no ha sido posible establecer convenios de atención con la “banca comercial para eliminar las comisiones en sus cajeros automáticos, debido a que no resulta atractivo en términos económicos para el sector privado y por consiguiente no cubren las necesidades de los beneficiarios.

La banca comercial determina la apertura de sucursales e instalación de cajeros en términos de la rentabilidad, y considerando la población económicamente activa, por lo que su objetivo primario es la captación de recursos y obtención de utilidades, mas no la dispersión de recursos de programas sociales”. Comodato a 15 años Las sucursales se construirán en una superficie de 65 metros cuadrados que incluye cimentación, estructura, albañilería, carpintería, cancelería y herrería, instalación sanitaria e hidráulica, acabados, obras complementarias y electricidad.

Su tamaño se estimó de acuerdo con el número de beneficiarios que requieren atención y se incluye áreas para ejecutivos y de atención, además de 20 metros cuadrados de zona de seguridad para cajeros y bóveda. En su informe a la SHCP, el Banco del Bienestar destacó que siete de los terrenos de las sucursales serán recibidos en “contrato de cesión de uso de espacios a título gratuito” (Comodato) por un periodo de 15 años por parte del IMSS.

La Sedena y la Guardia Nacional donará los terrenos. Las sucursales estarán equipadas con aire acondicionado, anaqueles tipo alacena de dospuertas con cerrojo, archiveros metálicos, cajas fuertes, calculadoras de 14 dígitos, contadoras de billetes y monedas, digitalizadores de cheques lectura magnética avanzada y reconocimiento óptico de caracteres, extintores, lámparas para billetes falsos con luz ultravioleta y detectores infrarrojos, lectores de código de barras de haz de luz, sala de espera de cuatro asientos, sillones de visita fijo con descansabrazos, silla con rodajas, sillas plegables, anaqueles metálicos, trituradoras, pizarras y planta de emergencia.

Algunas poblaciones con nuevas sucursales han padecido la delincuencia organizada como Nuevo Casas Grandes en Chihuahua, Oriental en Puebla, Ciudad Mier en Tamaulipas, Metepec en Hidalgo, Zacualpan en el Estado de México, Berriozábal en Chiapas, y Epitacio Huerta, Tiquicheo, Charo y Coahuaya en Michoacán.