Fuente: El Heraldo de México/ Everardo Martínez

Al cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), también se acabará el empleo de 45 mil 428 personas, justo antes de terminar el año.

  • La CMIC propone que se incorporen a mantenimiento de obras existentes

La cantidad es equivalente a recortar 80 por ciento de lo que se generó en plazas laborales promedio en un mes en esta administración, que es de 56 mil 500 empleos, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo con cifras del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) hay 11 mil 357 plazas directas que todos los días van a la construcción del NAIM y 34 mil 71 empleos indirectos.

El GACM expuso al equipo de transición presidencial que se esperaban un máximo de 160 mil personas para la obra.

El NAIM fue cancelado luego de que el equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador realizara una consulta popular, en la que 750 mil personas opinaran que sería mejor desarrollar la propuesta de Santa Lucía.

Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, dijo que “es grave el tema de desempleo, más en estas fechas”. Algunos trabajadores dedicaron el jueves ofrendas a la obra en la construcción.

“La propuesta es incorporar a estos trabajadores en obras de mantenimiento de infraestructura existente de inmediato al inicio de la administración, y no echar a andar los nuevos proyectos sin estudios”, agregó Ramírez Leal.

En un video de agradecimiento a los trabajadores del NAIM, Federico Patiño, director general de la obra, pidió demostrar “hasta el final el gran orgullo que sentimos por esa obra que era tan necesaria para el despegue económico y que estaba llamada a ser ícono mundial de la modernidad de nuestro país, estábamos construyendo la puerta de México al mundo”.

La obra continuará hasta el 30 de noviembre por órdenes de Enrique Peña Nieto, quien busca cumplir los contratos de su administración.

Por su parte, Mario Delgado, coordinador de diputados federales de Morena, dijo que los inversionistas no van a perder dinero tras la cancelación, porque “el costo de las indemnizaciones lo veremos en estos días, desde ayer ya se iniciaron algunas reuniones.“El mensaje es que lo que se requiera para las cancelaciones o indemnizaciones vendrá en el Presupuesto (de Egresos de la Federación 2019), no se generará ningún abuso”, concluyó.