Fuente: El Economista/ Viviana Estrella

  • El sector en Querétaro solicita al gobierno federal que someta a licitación las grandes obras.

El inicio de año ha sido un periodo complejo para el sector de la construcción, al percibir lentitud en la administración de recursos federales para desarrollar obras en el estado.

El presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos, dijo que hay inquietud entre el sector por la designación de recursos federales.

A este panorama se añade el llamado que hacen los constructores para que el gobierno federal someta a licitación las grandes obras que implican fuerte cantidad de recursos, añadió.

De acuerdo con el dirigente estatal de CMIC, hasta 80% de las obras anunciadas por el gobierno federal han sido designadas a través de asignación directa.

“Solicitamos al gobierno federal respetuosamente que licite las obras de gran monto, ya que ahorita, como se está manejando que de 10 obras grandes ocho son de asignación directa, eso hace que se restrinja más la industria de la construcción, dado que no se reparten esos montos. Y sí queremos hacer ese llamado respetuoso. Esto es incluso a nivel nacional por parte de las cámaras”, pronunció.

Por este motivo, para el próximo 13 de mayo, la CMIC lanzará un pronunciamiento a nivel nacional, para pedir al gobierno federal que permita una mayor participación de constructoras a través de licitaciones abiertas.

“Aquí el problema principal es que no se reparte el dinero equitativamente, o prorratearlo. Ése es el problema que se centraliza. Ahora, por ejemplo, van a poner al Ejército a construir el aeropuerto (en Santa Lucía). El Ejército tiene sus funciones. Si realmente quiere (el presiente Andrés Manuel López Obrador) ver las obras más optimizadas, que las licite, y puede poner de supervisor al Ejército”, declaró Ugalde Ríos.

Destacó que a este escenario se suma que la falta de recursos federales para ejecutar obras en la entidad genera incertidumbre al sector de la construcción, dado que impacta directamente en el desarrollo de obra pública local, que se ha sostenido por proyectos que ha licitado el estado.

“Los 2,000 millones de pesos son de recursos federales que no han llegado, de lo que es participación federal para Querétaro (…) Ahorita hay mucha escasez de obra por lo mismo, por la incertidumbre nacional de lo que se está diciendo del gobierno federal de cómo se están manejando las cosas”, indicó.

La decisión de Andrés Manuel López Obrador de declarar desierta a licitación para construir la refinería de Dos Bocas, Tabasco genera cuestionamientos sobre el tipo de obra que se ejecutará, por lo que el dirigente estatal instó a que estas obras sean licitadas y que se permita la participación de especialistas.

“Que seamos un órgano de consulta, entre ellos la CMIC, para eso están las constructoras. El gobierno es promotor de empleo, no es el ejecutor directo de la obra,” sostuvo.

Zozobra
Durante los primeros dos meses del 2019, el valor de la obra pública generado en Querétaro cayó 58.0% a tasa anual real, ubicándose en el sitio 26 entre las 32 entidades federativas, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Los estados con las variaciones más altas fueron Tlaxcala (215.4%), Puebla (105.2%), Colima (89.1%) y Chihuahua (73.0%), mientras que las disminuciones más pronunciadas fueron Oaxaca (82.0%), Quintana Roo (70.3%), Nayarit (66.9%) y Yucatán (64.4 por ciento).