Fuente: El Sol de Bajío/ Gabriela Jimènez

Las licitaciones del Tren Maya serán abiertas, ya no por invitación restringida, y otorgarán permisos a las empresas concesionarias hasta por 30 años, dio a conocer Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento para el Turismo (Fonatur).

  • Rogelio Jiménez Pons aseguró que el sector privado será responsable de las fallas en la obra

“Es un tipo de APP (Asociación Pública Privada). Es una inversión mixta que el gobierno va a pagar tres cosas, fundamentalmente capital, intereses y mantenimiento para que el responsable de construcción, cada consorcio se haga responsable durante 30 años”, dijo el funcionario al final de una reunión privada con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

Jiménez Pons explicó que el objetivo es que las empresas se hagan responsables del mantenimiento y el Estado ya no tenga que pagar por posibles fallas en las obras. Según dijo, con esto se blindan los contratos para los siete tramos del tren turístico que en conjunto costarán cerca de ocho mil millones de pesos.

Además, garantizó que Grupo Vidanta, propiedad de Daniel Chávez, no participará en las licitaciones públicas, por lo que no habrá conflicto de interés por parte del también miembro del Consejo Asesor de Empresarios de la Presidencia de la República.

Sobre la licitación abierta que se plantea, dijo que el objetivo es que sea lo más amplia y “pulcra posible” para garantizar con esto que haya la mejor participación privada en los tramos del Tren Maya.

Según dijo serán nueve licitaciones que incluyen los siete tramos carreteros, el material rodante y el operador del Tren Maya, aunque la rectoría del Estado se mantendrìa en su funcionamiento.

El objetivo es que las empresas se hagan responsables del mantenimiento “

Por otro lado, el asesor José María Riobóo, dijo que dio “luz verde” para que el Tren Maya se licite en marzo.