Urbanistas: medida beneficia a desarrolladores inmobiliarios

Los desarrolladores inmobiliarios serán los primeros en beneficiarse de la nueva norma para la reducción de cajones de estacionamiento en la capital, coincidieron especialistas en urbanismo.

Fuente: El Universal/ Gerardo Suárez

“Los desarrolladores están encantados, se ahorran 100 mil pesos de inversión por cajón”, dijo Juan Felipe Ordóñez, académico de la Universidad Iberoamericana.

Consideró que “es ingenuo” pensar que la norma empuje a habitantes de zonas residenciales a dejar el auto y usar el transporte, pues éste es ineficiente y le falta mantenimiento.

David Baltazar, presidente del Colegio de Urbanistas de México, dijo que la medida ahorrará costos a los constructores y eso permite bajar el precio de la vivienda, pero señaló que las autoridades deben crear mecanismos para garantizar que esto suceda y que no sigan los precios igual a pesar de no incluir estacionamiento.

Los expertos señalaron que este tipo de normas se aplica en urbes desarrolladas como París, Londres y Nueva York, pero a diferencia de la capital mexicana, gozan de una red de transporte público eficiente.

Mejor movilidad. Ante ese escenario, David Baltazar agregó que en el papel la medida es muy buena para las zonas dotadas con transporte, pues ayuda a que quienes viven cerca de esta infraestructura la usen, pero aclaró que la movilidad de los ciudadanos se beneficiará siempre y cuando el Gobierno de la Ciudad exponga con claridad un plan maestro y cumpla con hacer varias líneas de transporte masivo con las aportaciones al Fondo de Movilidad.

“El detalle va a ser esclarecer los recursos y que haya más implicaciones no sólo para los desarrolladores sino para el gobierno, para que nos muestre el plan maestro de transporte público que hará con los recursos”, dijo.

Tanto él como Juan Felipe Ordóñez, señalaron que la verdadera solución de transporte masivo está en ampliar la red del Metro y no la de Baltazar advirtió que si no hay mejoras y ampliación del transporte, los cajones de estacionamiento podrían encarecerse y quien “pagará los platos rotos” será el comprador de vivienda, así como quienes usan autor para ir al trabajo a zonas en las que el transporte público es escaso e ineficiente.

2017-07-12T09:20:48+00:00 julio 12th, 2017|Vivienda|